ACCIDENTE EN EL EMBALSE DE IZNÁJAR La Guardia Civil rescata el cuerpo del piloto y al autogiro del pantano

  • El cadáver se encontraba a entre 45 y 50 metros de profundidad

Un momento de las labores de búsqueda en el pantano de Iznájar Un momento de las labores de búsqueda en el pantano de Iznájar

Un momento de las labores de búsqueda en el pantano de Iznájar / Efe / Rafa Alcaide

La Guardia Civil ha localizado y rescatado el cuerpo sin vida del piloto cuyo autogiro cayó al pantano de Iznájar –el de mayor volumen de Andalucía– hace justo una semana.

Desde el pasado martes, justo cuando se produjo el accidente, se estableció un dispositivo en el que han participado numerosos efectivos que, finalmente, han localizado el cadáver del piloto –un hombre de unos 50 años– y la aeronave. El cadáver ha sido traslado hasta el Instituto Anatómico Forense de la capital cordobesa, donde se le va a practicar la autopsia.

Los trabajos de localización se han dilatado todo este tiempo, en gran medida, debido al hecho de que el autogiro se encontraba a una profundidad de entre 45 y 50 metros, según ha explicado la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, quien ha acudido al lugar del accidente.

A esa profundidad, ha continuado, "la visibilidad no existe y el trabajo ha tenido dificultades". Valenzuela, además, ha destacado que durante todo este tiempo "no se ha escatimado en recursos" para intentar localizar el cuerpo del piloto, que se encontraba en el interior del autogiro.

Una cámara hiperbárica y un dron

Hasta el embalse de Iznájar han acudido a lo largo de estos días numerosos efectivos. Es más, el pasado domingo se incorporó al dispositivo una cámara hiperbárica, perteneciente a la Unidad de Actividades Subacuáticas del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

Se trata de un dispositivo que ayuda a prevenir accidentes de los buceadores de los Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, como consecuencia de las "duras condiciones" de presión y profundidad en las que estaban trabajando. También permite recortar los plazos de recuperación de los buceadores y aumentar, en consecuencia, los minutos de inmersión dedicados al rescate.

Además, labor de los buceadores de los GEAS -un total de 18- se ha ido reforzando estos días con especialistas procedentes de las unidades de Sevilla, Málaga y, también desde Almería. A todo ello se suma un dron, que se incorporó el pasado jueves y que ha servido servirá para apoyar las tareas que se realizan sobre la lámina de agua del embalse y permitir una delimitación de la zona a rastrear más precisa.

La subdelegada del Gobierno, además, ha señalado que "ahora se dejará en manos de la autoridad judicial, que tendrá que investigar y dilucidar, en la medida de lo posible, las causas del accidente".

Quien también se ha pronunciado al respecto ha sido el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien ha trasladado el pésame a la familia del piloto del autogiro.

La principal hipótesis que se sigue manejando hasta la fecha es que el piloto, que salió desde el aeródromo de Antequera (Málaga) no vio los cables de alta tensión que se encontraban junto a un puente y que cayó al agua debido a una explosión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios