Ciudadanos

Las primarias más grandes jamás convocadas

  • Juan Marín se enfrenta a 13 variopintos aspirantes a encabezar la lista a las autonómicas

Albert Rivera, con Juan Marín en el Foro Joly. Albert Rivera, con Juan Marín en el Foro Joly.

Albert Rivera, con Juan Marín en el Foro Joly. / Juan Carlos Muñoz

Los trece afiliados que aspiran a moverle el sillón a Juan Marín en el liderazgo de Ciudadanos lo tienen difícil. En dos días y medio de campaña es complicado que alguien que no aparece ni en Google gane unas primarias. Hay que irse hasta el otro lado del charco para ver unas elecciones internas tan concurridas, pero fueron mucho más largas. El resultado es conocido de sobra: Donald Trump es hoy presidente de EEUU. El magnate comenzó la carrera con 16 aspirantes más, pero cinco se bajaron del carro antes del proceso electoral, por lo que sólo fueron 11.

Marín compite por convertirse en el candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta con otros trece afiliados del partido naranja con, al menos, nueve meses de antigüedad. No hay independientes, pese al gusto del partido por estas candidaturas estrella. El cartel es de lo más diverso: desde funcionarios a profesores de universidad pasando por profesionales liberales. 

El más veterano es Zoilo Pardo García, un sevillano de 1957 que en su cuenta de Twitter comenta la situación política muy de vez en cuando. En febrero de 2016, incluso se quejó a Albert Rivera por sus dificultades para participar en la vida interna del partido. Tampoco se le caen los anillos para elogiar movimientos de otros partidos, como el fichaje de Margarita Robles para la lista de Pedro Sánchez.

También es sevillano el más joven de los aspirantes, Cristóbal Márquez Barbosa, que en una web de clases particulares se define como "joven ingeniero químico por la Universidad de Sevilla que dedica sus tardes a la enseñanza". Otros candidatos sólo aparecen en listados de participantes en carreras populares, como Luis Adolfo de Alarcón Delgado, también sevillano. 

Es más difícil seguir las huellas de otros candidatos. Es el caso de Miguel Silva Lorenzo, que comparte nombre con un pontevedrés afincado en Suiza, pero también sonoridad con el escritor Lorenzo Silva. Del afiliado sevillano, ni rastro. El granadino José Ángel López Agustín aparece como propietario de una empresa en Dúrcal. De Gregorio Ávila Benito, afiliado de Carmona, ni eso, y de Fernando Toro Gil, militante malagueño, no hay mucho más.

En el cupo de profesionales liberales están el abogado onubense Gines Márquez Pérez y el también el licenciado en Derecho sevillano Antonio Adalid Luca de Tena, trabajador de banca y actual empresario. En este apartado destaca el odontólogo malagueño Luis Corpas, el único que había anunciado su voluntad de disputarle el puesto a Juan Marín.

Este aspirante, que se quejó de la brevedad de la campaña, cree que la actuación del líder regional de Ciudadanos ha sido "demasiado complaciente" con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Pero hay más críticos con el papel que ha jugado la actual dirección del partido naranja. Es el caso de la onubense Elena Bago Sotillo, profesora de la escuela de ingenieros de la Universidad de Huelva, que se presenta como "alternativa" al proyecto que dirige Marín y a "40 años de gobierno socialistas. 

Cierra el cupo, además del actual portavoz, otro profesor universitario. Se trata del arquitecto José Adolfo Herrera Martín, que enseña en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, que fue jefe de servicio de obras, proyectos e infraestructuras del Instituto Municipal de Deportes de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios