Andalucía

Juanma Moreno reclama "altura histórica" a Vox

  • El portavoz de la nueva derecha subraya que su partido no viaja al centro y que no está por aprobar un Presupuesto de "gastar por gastar"

Alejandro Hernández, portavoz de Vox. Alejandro Hernández, portavoz de Vox.

Alejandro Hernández, portavoz de Vox. / María José López/EP

"Nosotros viajamos poco, y menos en tiempos de crisis". El portavoz de Vox, Alejandro Hernández, le suelta la directa al presidente andaluz, Juanma Moreno. El partido de Abascal no viaja al centro, como el PP de Pablo Casado, pero se molesta cuando lo califican de extrema derecha. Si es por ubicación en el arco político es así, porque está a la derecha de la derecha del PP, se trata de una simple localización, aunque Vox ni tiene ni ampara a milicias violentas ni otras formas de expresión política extrema. En la jornada de este jueves en el Parlamento, Alejandro Hernández, mantuvo las distancias, frías, con Juanma Moreno, aún mantienen el veto al proyecto del Presupuesto andaluz de 2021 y en el Gobierno de coalición no saben todavía cuándo se solventará esta crisis que le llega de Madrid.

Juanma Moreno apeló a la responsabilidad de Vox, aunque no lo citó, en estos momentos de triple crisis: económica, sanitaria y social. "Hay que estar a la altura histórica de esta pandemia", le reclama el presidente a todos los grupos del Parlamento, pero en especial a Vox. Si el partido de Abascal, al que siguen teniendo en la lista como aliado preferente, les fallase, PP y Ciudadanos tendrían que recurrir al PSOE para sacar las cuentas de 2021, pero los socialistas no accederán. En la lógica de la oposición, un Gobierno atascado es mejor que un Gobierno con gestión, aunque se pueda influir en ella. 

La vía del apoyo del PSOE está cerrada, aunque formalmente se mantengan las conversaciones. Si Vox no apoya a Moreno esta vez, dejará solo y sin mayoría al Ejecutivo. Y esto es lo que no concibe el presidente, que en medio de esta pandemia, no al final de la legislatura ni en otro momento dulce, sino precisamente ahora, Vox le vaya a dejar en una situación de bloqueo.

Alejandro Hernández le afeó a Moreno que en estos debates le venda siempre el alma liberal del Gobierno, mientras que un consejero suyo, el de Economía, Rogelio Velasco, hable de que lo que hay que hacer en estos momentos es gastar, gastar y gastar. Juanma Moreno es consciente de la dificultad que existe con Vox, de lo dolido que está con Pablo Casado, pero no se termina de creer que se vayan a  alinear con la izquierda en una enmienda a la totalidad. Si fuese así, si Vox se colocase en contra del eje del cambio, asumiría su condición de extrema derecha, lejos de los gobiernos, ausente de la implicación, como lo que viene defendiendo Teresa Rodríguez en el otro polo del arco.

¿Cómo son los Presupuestos de 2021? Aunque el consejero de Hacienda, Juan Bravo, los ha calificado de "equilibrados" en un intento de apartar el calificativo de expansivo, Juanma Moreno se refirió a éstos este jueves como los más "expansionistas". Y lo son, unas cuentas que aumentan el gasto no financiero en un 6,5% son expansivas, no como los gases que no tienen límites, pero sí tienen algo de keneysianos. Para la portavoz de Adelante, Inmaculada Nieto, son "prudentones", no se estiran mucho, mientras que para el socialista José Fiscal son "cobardes", que se estiran menos. El negociador socialista de este Presupuesto, Antonio Ramírez de Arellano, sostiene que son una copia de los anteriores, como si los hubiesen prorrogado. El resultado sí lo se parece, pero no el proyecto que llegó al Parlamento a finales de 2019.

Hernández le insiste varias veces a Moreno, aunque con diferentes fórmulas: "No tenemos un cordón sanitario, pero no vamos a aprobar un Presupuesto con partidas millonarias que no sirvan para nada". Vox quiere un compromiso mayor del Gobierno con los autónomos, que le cambie el nombre a Canal Sur y que se desmonte algunos de esas direcciones que llama "chiringuitos". Al PP no le costará casi nada, pero los de Abascal no terminan de sentarse a la mesa.

La última vez que ocurrió eso fue el consejero Elías Bendodo quien viajó a Madrid para reunirse con Espinosa de los Monteros, la mente gris de Vox, tampoco esta vez le costará acometer otro acto de desagravio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios