Andalucía

La Junta descarta dar a los parados una prestación adicional a los 420 euros

  • El Gobierno andaluz sostiene que el decreto que regula la ayuda estatal impide cualquier complemento autonómico y se desmarca de la propuesta de la FEMP de que las comunidades añadan otros 200 euros

Comentarios 3

El Gobierno andaluz se desmarcó ayer por completo de la propuesta lanzada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de que las comunidades y ayuntamientos completen con 200 euros la ayuda de 420 euros del Gobierno para los parados que hayan agotado su prestación, y así alcanzar el salario mínimo interprofesional. El consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, concretó que la Junta ni puede ni lo tiene previsto. Hay dos razones: la forma en la que está redactado el decreto anula cualquier tipo de complemento autonómico, y porque en Andalucía ya están en marcha y se prolongarán en 2010 dos planes de choque contra el paro, el Proteja y el Memta. A estas habría que añadir una tercera, la falta de recursos económicos. Así que, por ahora, se da por cubierto el compromiso lanzado por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, en su discurso de investidura: "Conseguir que en las distintas unidades familiares, al menos, alguno de sus miembros tenga algún tipo de ingreso".

A pesar del "difícil encaje jurídico" de una paga extra de carácter autonómico, Ávila quiso dejar una puerta abierta de la tramitación en el Congreso de los Diputados. Matizó que será entonces cuando se pueda ver si queda algún margen para su modificación, aunque insistió en que "tal y como está en el real decreto no se puede porque se trata de una prestación". De esta forma, dejó despejada la posibilidad de que se adoptaran suplementos como los que desde 1993 la Junta añaden a las pensiones no contributivas y asistenciales (a las primeras se suma un complemento de unos 103 euros y a las segundas, 994 euros en cuatro pagos anuales), que en ambos casos sí fueron viables por no estar vinculadas a rendimientos del trabajo, sino que son de carácter social.

El consejero hizo hincapié en los distintos frentes que desde el Gobierno central se han cubierto contra el paro y que, en cambio, desde Andalucía sí se han querido y podido reforzar -ninguna otra comunidad lo ha hecho-. Si dentro del esquema estatal está el Fondo de Inversión Local dirigido a los parados de la construcción -que rondará la inversión de 5.000 millones para el próximo ejercicio- , a nivel andaluz está el Proteja, -360 millones de euros este año y una previsión de 15.000 puestos de trabajo-, además del Memta -plan de formación y mejora de la empleabilidad, que moviliza 102 millones y 131.000 posibles beneficiarios-, para los que habrá una segunda parte en 2010.

Con estos dos programas, de los que auguró que el "pico" de creación de empleo se dejará notar en este tercer trimestre del año, apreció que la Junta da por completo su "esquema" de lucha contra el desempleo, de manera que "no hay prevista ninguna prestación adicional", contradiciendo así al presidente de la FEMP, Pedro Castro, que el pasado miércoles situó a Andalucía, junto a Cataluña y Castilla-La Mancha entre las comunidades dispuestas a ofrecerlo.

En su intervención posterior al primer Consejo de Gobierno de este curso político, Ávila también admitió que el dinero que la Junta tendrá que devolver a las arcas del Estado estará en torno a 1.400 millones, tal y como se barajó el pasado mes de julio en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera. El agravamiento de la crisis en el año 2008 y la consiguiente caída de los ingresos tributarios son la razón que está detrás de este diferencial negativo para la Junta, para la que ha supuesto un alivio el que el Gobierno central haya dado de plazo cuatro años, a contar a partir de 2011, para devolverlo. Por lo pronto, tal y como reconoció Ávila, queda en blanco un ejercicio, el de 2010, que vendrá marcado por "tensiones presupuestarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios