Andalucía

La Junta exige a Rajoy que invierta 10.000 millones

  • El Gobierno andaluz considera que es la partida que le corresponde por los 4.200 millones comprometidos para Cataluña

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, ayer en el Parlamento. El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, ayer en el Parlamento.

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, ayer en el Parlamento. / josé manuel vidal / efe

La Junta no quiere ser menos que Cataluña. El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, reclamó ayer al Gobierno central inversiones en Andalucía por valor de más de 10.000 millones de euros a ejecutar en los próximos cuatro años. Ramírez de Arellano basa esta cifra en una proyección de los 4.200 millones que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció el pasado martes para infraestructuras catalanas.

Según el titular de Economía, 6.000 millones corresponderían a la aplicación de "los preceptos constitucionales de equilibrio interterritorial y de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía", que fija que Andalucía debe recibir un porcentaje del esfuerzo inversor del Estado equivalente a su peso poblacional. Otros 2.300 millones se derivarían del déficit inversor acumulado por el "incumplimiento" en los últimos diez años por el incumplimiento por parte del Gobierno central de dicha disposición adicional del Estatuto. Y el resto procedería del Fondo de Compensación Interterritorial. En ese sentido, Arellano criticó que este fondo sólo recoja este año 160 millones para Andalucía, "una cantidad ridícula".

El PSOE-A niega que haya moderado sus reivindicaciones en infraestructuras

Las aportaciones del Estado se destinarían al desarrollo de los corredores central y mediterráneo, que son claves para la conexión ferroviaria del puerto de Algeciras. El Gobierno andaluz también reclama la mejora del transporte de pasajeros por ferrocarril de Granada y Almería y la ampliación de los sistemas de transporte metropolitano de las capitales andaluzas como "Sevilla, Málaga o Granada", según citó el titular de Economía, que insistió en que la Junta espera que el Gobierno central "venga a Andalucía igual que a Cataluña y anuncie la inversión que le toca".

"Sabemos para qué deben venir esos 10.000 millones que corresponden a Andalucía, que representarían un porcentaje muy significativos del PIB en Andalucía, e impulsarían el empleo y la recuperación económica", señaló el consejero de Economía, que añadió a su lista de peticiones "la urgente implementación de un plan de empleo estatal".

Las nuevas exigencias de la Junta contrastan con la tibia acogida con la que se recibió el martes el anuncio de Rajoy de más inversiones para Cataluña. Los socialistas andaluces niegan que hayan "moderado" sus exigencias en materia de infraestructura y aseguran que seguirán reivindicando "lo que corresponde a Andalucía, ni más ni menos", aunque sin que se "deteriore" la financiación o las inversiones en otros territorios, según el portavoz del PSOE en la Comisión de Hacienda del Parlamento andaluz, Jesús Ruiz.

Andalucía no es la única comunidad que demanda igualdad de trato. Las más beligerantes fueron las gobernadas por los socialistas. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, afirmó que le gustaría ver "algo parecido" al compromiso con Cataluña. "Los extremeños somos igual de españoles que los demás", afirmó el dirigente socialista. Su homólogo valenciano, Ximo Puig, tildó de "razonable" el paquete inversor en Cataluña pero advirtió que "no se puede jugar con las infraestructuras con criterios partidistas". Asimismo, recordó que el 80% de los 13.500 millones de euros invertidos en el corredor mediterráneo corresponde a ejes radiales que conectan con Madrid. Y apuntó que el próximo 27 de abril se producirá la primera reunión con el Ministerio de Fomento para hablar sobre el plan de infraestructuras en su comunidad. El Gobierno asturiano también se pronunció para pedir que Fomento atienda sus compromisos con el Principado.

Desde las filas del PP, la presidenta de la Madrid, Cristina Cifuentes, expresó su "alegría" por la inversión en Cataluña, pero deseó que el Ejecutivo de Rajoy responda también a las "demandas modestas " de su comunidad. Para el jefe del Gobierno de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, las mejoras para las infraestructuras catalanas son "inobjetables" pero reivindicó que debe existir "equidad" con el resto de regiones.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, puso moderación al recordar que no sólo Cataluña necesita inversiones, y pidió el Gobierno central "perspectiva y no centrarse únicamente en una región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios