Andalucía

Miles de romeros veneran a la Virgen de la Cabeza

  • El obispo de Jaén dedicó su homilía a los refugiados en el año de la Misericordia

Comentarios 1

El redoble de las campanas y una lluvia de pétalos de rosas recibieron a la Virgen de la Cabeza en la salida de su basílica, donde esperaban a la Reina de Sierra Morena miles de peregrinos llegados de toda España que participaron en una de las romerías más antiguas del país. El día grande de la romería, que se remonta a 1227, comenzó a las 9:30 con el traslado de la Virgen desde su camarín hasta las andas, y después hasta el lugar de la celebración, a las diez de la mañana de una misa presidida por las cofradías de Andújar y Colomera y oficiada por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo.

En la explanada del santuario, desde la que se divisaba la gran cantidad de romeros cubriendo las faldas del cerro, el obispo habló especialmente de amor, en el año de la Misericordia, con referencias a la guerra en Ucrania y a los refugiados de la isla de Lesbos. Los anderos, que estuvieron toda la noche, algunos afirman que más de 24 horas, cogidos a las andas, sacaron la imagen en procesión a las 12:30.

Abrían la procesión, por delante de la Virgen, la Cruz Alzada del Santuario con ciriales, una bandera de Andújar y otra de Colomera, además de la cofradía de los Defensores del Santuario -por el asedio sufrido en la Guerra Civil- y el resto de cofradías por orden inverso de antigüedad. Dos frailes trinitarios, subidos en las andas custodiando la imagen, iban cogiendo objetos que les daban los romeros para ser pasados por el manto, al igual que los niños, que eran elevados hasta las andas para ser bendecidos por la Virgen.

Tras el regreso a su camarín, comenzó la vuelta a casa por el Camino Viejo y la carretera de los romeros, que llevan como distintivo de su estancia en el santuario los estadales (pequeñas medallas insertadas en cintas), que serán repartidos entre los que no han acudido a la romería, al igual que el pito de barro (pequeño instrumento musical popular del que se tiene referencias desde el siglo XVII).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios