Andalucía

Las ONG temen el cierre de sedes y despidos por los impagos de la Junta

  • Las organizaciones de cooperación internacional avisan de que si en septiembre no se han resuelto los problemas de Tesorería será "dramático" · La agencia dejó de ejecutar casi un tercio de su presupuesto en 2011

Comentarios 18

No son las únicas entidades que denuncian retrasos en pagos de la Junta, ni quienes tienen los problemas más acuciantes, pero las organizaciones no gubernamentales de cooperación al desarrollo (ONGD) llaman la atención sobre el oscuro futuro de las acciones que desempeñan si la Junta no resuelve pronto sus problemas de Tesorería. Estos retrasos han provocado la alerta de centros de discapacitados intelectuales y otras organizaciones cuya continuidad depende de las subvenciones autonómicas. El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ha reconocido en varias ocasiones estos problemas en la Tesorería. "El retraso obedece al calendario de pagos que actualmente, hay que reconocer, tiene un retraso considerable", admitió Valderas en comparecencia parlamentaria al referirse a los impagos a las ONG de cooperación internacional.

Estas organizaciones han visto resuelto con éxito el procedimiento que les obligaba a justificar sus actuaciones antes de percibir las subvenciones, pero una vez pasado el trámite, se han encontrado con las dificultades de Hacienda para resolver el abono.

"El retraso es sólo de unos meses, pero nos tememos que en las condiciones actuales, si no se resuelve en poco tiempo, en septiembre habrá cierre de oficinas y despidos. Lo que hoy es un inconveniente puede llegar a convertirse en una situación dramática", advierte José María Castells, presidente de la coordinadora que aglutina a más de 60 ONG andaluzas que trabajan en la cooperación internacional, la Caongd.

Esta falta de recursos se ha convertido en preocupante por el impago de otras administraciones (comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos,...) y han dejado a las ONGD andaluzas a expensas del que ha sido su principal proveedor, la Junta de Andalucía, que ha mostrado siempre un comportamiento ejemplar, reconocen.

De los 108.000 euros dedicados a cooperación internacional en 1990 se alcanzó un techo de 109,8 millones en 2008, antes de que comenzase la actual crisis económica.

Las circunstancias económicas han cambiado, pero las ONGD confían en que el Gobierno PSOE-IU mantenga su apuesta por esta política social. Hace unas semanas se reunieron con el equipo que dirige Valderas en la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, donde se adscriben las competencias de cooperación internacional, y obtuvieron el compromiso del político de IU de hallar una solución .

Las ONGD añaden otra preocupación adicional: a los impagos, se suma el descenso de inversión.

Según avanzó esta coordinadora, la Agencia andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aacid) no ejecutó el año pasado casi 30 millones de sus fondos. El Consejo de Gobierno aprobó el pasado agosto el plan anual de cooperación internacional con un presupuesto de 94,7 millones, pero sólo se habrían invertido 64,3. Existe un borrador de memoria a la espera del visto bueno del nuevo director general de la Aacid, Enrique Pablo Centella, que tomó posesión del cargo hace diez días.

Este descenso en la inversión se une al recorte presupuestario que ya tuvo la cooperación internacional, una merma de 18 millones con respecto a 2010, cuando se presupuestaron 112 y se ejecutó el 73%, 82,1 millones.

La víctima de los recortes ha sido la propia intervención que realiza la Aacid, no así las transferencias a las entidades colaboradoras como universidades, sindicatos y, principalmente, las ONGD, que este año reciben 40 millones de euros, un millón más que en 2011.

Las actuaciones de la cooperación internacional andaluza se extienden a 450 proyectos repartidos por todo el mundo. El plan que marca los países de actuación (Pacode 2007-2011) concluyó y, de cara a la elaboración de un nuevo plan, las ONGD plantean un cambio de prioridades. Según avanzó Castells, la idea es concentrar los recursos en una serie de países muy prioritarios y no acudir a otros donde se han destinado pequeñas cantidades. A menor disponibilidad, mayor concentración de los recursos.

La elección de los países también entrará en el debate que se planteará partir de septiembre. Las ONGD estudian si los países del Magreb que han protagonizado las revueltas árabes podrían formar parte de la cooperación internacional andaluza. IU es reticente en principio a que los fondos puedan destinarse a países con gobiernos islamistas. La apuesta de la coalición es procurar una mayor ayuda al Sahara occidental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios