Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Elecciones en Andalucía

El PSOE buscará mantener su hegemonía en Córdoba y el PP a mantenerse

  • Los socialistas no descartan superar los cinco parlamentarios sacados en 2015. La aspiración de los populares es similar.

  • Los nuevos partidos quieren aumentar su presencia en la Cámara autonómica.

El socialista Juan Pablo Durán votando en 2015. El socialista Juan Pablo Durán votando en 2015.

El socialista Juan Pablo Durán votando en 2015. / El Día

La convocatoria de elecciones por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía era un secreto a voces, por lo que todos los partidos tienen ya toda la maquinaria engrasada en Córdoba para afrontar la contienda electoral, aunque unos más que otros. Son 12 los escaños que se juega la provincia y el 2 de diciembre será una prueba más para comprobar si los socialistas mantienen su hegemonía en Córdoba o si, por el contrario, la representación del territorio cambia. En principio, el listón del PSOE pasa por mantener esos cinco puestos en el Parlamento andaluz e incluso los más optimistas no descartan algo más, aunque son conscientes de la dificultad de rebasar esa barrera.

La aspiración del PP cordobés es muy similar y saben que mantener sus cuatro diputados sería todo un logro, sobre todo porque el reciente proceso congresual a nivel nacional ha supuesto una división en el PP en casi todas las provincias, además de que en la dirección son conscientes de que el avance de Ciudadanos puede pasarle factura.

En cualquier caso, tanto PSOE como PP tienen una tarea previa por hacer que no se aventura fácil, como es la confección de las listas electorales. En ambos casos, el dilema es parecido: apostar por la experiencia de sus parlamentarios actuales o por una renovación más profunda. De hecho, socialistas y populares cuentan con direcciones provinciales renovadas, por lo que no sería extraño alguna sorpresa en las planchas. Antonio Ruiz, secretario general del PSOE cordobés, aspirará en mayo a presidir de nuevo la Diputación de Córdoba, por lo que su presencia en la candidatura al Parlamento está prácticamente descartada. Lo que sí tendrá que dilucidar es si el partido apuesta por la figura de Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento andaluz, y una de las caras más visibles de la formación a nivel institucional.

En el PP, el actual presidente provincial, Adolfo Molina, es ya parlamentario y casi nadie duda que será el número uno de la lista. Otra cosa muy distinta es el resto de la candidatura, sobre todo en los puestos de salida, donde también podría haber alguna sorpresa, ya que se da por hecho de que habrá cambios significativos.

Entre los que sí tienen sus deberes hechos está la candidatura de confluencia entre Podemos e IU (Adelante Andalucía), que culminó recientemente su proceso de primarias. En el caso de Córdoba, será una mujer de IU, Ana Naranjo, la que lidere la lista a las autonómicas, seguida del actual parlamentario morado David Moscoso, hombre de total confianza de la líder andaluza, Teresa Rodríguez. Aunque en la confluencia son conscientes de que en política uno más uno no siempre suma dos, sus dirigentes se han marcado como reto lograr al menos dos sillones en la Cámara regional.

En Ciudadanos también tienen un trabajo previo realizado, al menos en lo que a los primeros puestos de la lista se refiere. Francisco Carrillo fue el designado por la dirección nacional naranja para liderar la candidatura, mientras que la actual parlamentaria Isabel Albás será la número dos. El guiño a las zonas rurales viene de la mano del ex alcalde de Pozoblanco, Emiliano Pozuelo, uno de los "fichajes" del partido de Rivera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios