Andalucía

El Parlamento andaluz mantiene la duda sobre la expulsión de Teresa Rodríguez a falta de un informe jurídico

  • Los ex diputados de Adelante pidieron a la Mesa la reconsideración de su salida del grupo

Inmaculada Nieto, en su escaño, junto a la ex portavoz de Adelante, Ángela Aguilera. Inmaculada Nieto, en su escaño, junto a la ex portavoz de Adelante, Ángela Aguilera.

Inmaculada Nieto, en su escaño, junto a la ex portavoz de Adelante, Ángela Aguilera. / M. J. López / EP

La expulsión de Teresa Rodríguez de Adelante no es un hecho definitivo. Tras un debate de cuatro horas –en dos sesiones–, la Mesa del Parlamento no ha sido capaz de tomar ninguna decisión sobre la reconsideración solicitada por la ex líder morada. Será mañana cuando se dilucide si la salida de Rodríguez de Adelante –y la de siete de sus compañeros– se hizo de forma regular. Lo que se votará es una resolución elaborada por el propio letrado mayor de la Cámara ante la incapacidad de los grupos de alcanzar un acuerodo. La decisión que la Mesa tomó la semana pasada, con el aval de PSOE, PP, Vox y la abstención de Ciudadanos, está en vilo a falta de un informe jurídico sobre la ex líder de Podemos, acusada de transfuguismo por el partido que dirigió hasta mayo.

Las posturas respecto a la semana pasada han cambiado de forma sutil. Ahora la disyutiva está en devolver a los parlamentarios no adscritos su condición de miembros de Adelante mientras se resuelve la situación o mantenerlos fuera del grupo. El cambio no es baladí, ya que afecta a la configuración del propio Parlamento, a las comisiones y al funcionamiento del legislativo.

Los naranjas están alineados con la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet, desde el primer momento. Al igual que el propio letrado mayor, apostaban la semana pasada por la petición de un informe para arrojar luz sobre un problema netamente jurídico, pero que tiene origen en la ruptura política de Adelante. El PP, que permitió la expulsión de Rodríguez, se posicionó con sus socios de Gobierno, aunque la semana pasada el portavoz popular, José Antonio Nieto, ya aludió a esta opción. Por contra, el PSOE y Vox se mantuvieron en las posiciones iniciales y se mostraron reacios a aceptar la reconsideración solicitada por Rodríguez. 

Mientras tanto, la Cámara vivió su primer Pleno con su nueva configuración, en la que Adelante es el grupo minoritario en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas y hay siete escaños para los diputados no adscritos –ocho si se cuenta a Luz Belinda Rodríguez, la ex de Vox, ahora en Falange–. Todos los parlamentarios Salvo Rodríguez, que está de permiso por maternidad, acudieron a la sesión.

No existe en el reglamento del Parlamento una fórmula para expulsar a un diputado de un grupo ni para dividirlo en mitad de una legislatura. La tesis defendida por IU, partido que registró la comunicación que acabó con la expulsión de Rodríguez, se basa en aplicar la ley de Bases del Régimen Local, que otorga al portavoz del grupo la potestad de echar a alguno de sus miembros. Lo que se hizo la pasada semana es aplicar el mismo método en el Parlamento, en una práctica similar a la utilizada con otros casos de transfuguismo.

Juristas consultados por esta redacción consideran que la fórmula elegida por IU tiene lagunas normativas, razón que ha llevado a la petición del mencionado informe. “Lo lógico es que la Mesa acepte la reconsideración”, explica un experto en Derecho Constitucional, que alude a una posible vulneración del artículo 23 de la Constitución, que otorga a los diputados el derecho fundamental a la representación política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios