El relevo en el psoe La preferencia por una mujer pone en escena a Magdalena Álvarez o Mar Moreno

Raúl, selección; Chaves, sucesión

  • El debate sobre la continuidad del presidente persiste pese al esfuerzo por aplazarlo · El protagonista insiste: decide el partido, y quien quiera debatir, "está en su derecho"

El debate nacional favorito está en el fútbol: ¿debe regresar Raúl a la selección? En la comunidad andaluza, se deriva hacia la política: ¿repetirá Chaves como candidato del PSOE en las próximas elecciones? Los dos protagonistas, uno fuera y otro dentro, tienen coincidencias en sus discursos. Ambos se muestran cansados y aburridos de que cada cierto tiempo la misma pregunta vuelva a rondarles. Los dos se ponen a disposición de otros para terminar la conversación. Raúl, del seleccionador de turno, y Chaves se encomienda a los deseos de su partido.

El presidente de la Junta afrontaría las elecciones de 2012 con 66 años y sería, de ganarlas, su séptima victoria consecutiva, ya que ostenta la Presidencia desde 1990. El partido trata de aplazar el debate de la sucesión pero éste vuelve a primera escena de actualidad cada pocos meses, aún cuando restan tres años para la próxima convocatoria electoral. El mismo Chaves acaparó la atención cuando en plena campaña pasada desató la tormenta con una declaración: "Preferiría que fuera una mujer". Los nombres de Magdalena Álvarez, ministra de Fomento y durante años consejera andaluza, y el de María del Mar Moreno, ex presidenta del Parlamento y ahora senadora y cargo de relevancia en el PSOE federal,ocuparon los primeros asientos en el culebrón de la sucesión.

En solo un año, Chaves ha tenido que salir al paso en reiteradas ocasiones de las declaraciones que apuntaban a un relevo en la cúpula socialista y a su figura como candidato. La crisis ha ayudado a fomentar el debate y Chaves ha experimentado por primera vez cómo distintos sondeos, incluidos los realizados por su propia Administración, desaprobaban su gestión.

La enésima vez que Chaves habló sobre su futuro político fue ayer. En una entrevista con Europa Press, el presidente de la Junta de Andalucía insistió en que su decisión es presentarse a las próximas elecciones autonómicas si así lo desea su partido y se afanó en negar un debate, a todas luces, latente. "En estos momentos no hay ningún debate sobre este hecho en el PSOE-A", aseguró, aunque abrió la puerta a quien esté interesado: "Si alguien quiere abrirlo está en su derecho y lo puede hacer".

Si Raúl repite como un soniquete que "estoy a disposición del míster", Chaves asegura que "si mi partido quiere, yo quiero".

Y, en declaraciones públicas, no muestra dudas sobre su intención de repetir como candidato y de saber lo que quiere su partido. "Ni yo engaño al PSOE-A ni el partido me engaña a mí; así, yo sé lo que quiere mi partido, y, por tanto, lo sabré en 2012", razonó el presidente de la Junta de Andalucía, que se mostró indiferente ante la posibilidad de que su decisión pueda influir en la apuesta del PP-A y de su líder Javier Arenas.

Chaves afirmó que no le preocupa el hecho de que Arenas pueda repetir como candidato a la Presidencia de la Junta, pues "ya son tres veces las que me he enfrentado con él y he ganado, por lo que no habrá muchos problemas para ganarle una cuarta vez". Asimismo, ironizó sobre la decisión ya tomada de Arenas: "En mi partido, el que pierde tres elecciones, no llega a la cuarta".

El presidente no es ajeno a las encuestas, pero recuenta que "cinco de las siete que se han conocido nos dan mayoría absoluta y una ventaja respecto al PP que va de los seis a los siete puntos", cuestión que en su opinión debería preocupar a los populares.

Raúl y Chaves exponen sus triunfos como avales para su continuidad en la élite. A ambos les dicen que están agotados y al final de su carrera. Ellos dicen que desean continuar. Y los dos, con igual o diferente suerte, seguirán protagonizando sesudos y triviales debates del público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios