Inseguridad en la comarca

Tensión en La Línea tras el ataque a la Policía de jóvenes miembros de los clanes

  • Una docena de personas apedrean de madrugada dos vehículos del cuerpo en la barriada de San Bernardo

  • Detenido un menor de 15 años e incautados ocho cócteles molotov

Imagen de los cócteles preparados. Imagen de los cócteles preparados.

Imagen de los cócteles preparados.

Comentarios 11
Uno de los cócteles motolotv, preparado en la botella de un refresco. Uno de los cócteles motolotv, preparado en la botella de un refresco.

Uno de los cócteles motolotv, preparado en la botella de un refresco.

Varios agentes de la Policía Nacional fueron agredidos durante la madrugada del lunes al martes en la barriada de San Bernardo, en La Línea, mediante el lanzamiento de piedras. Ninguno de los policías sufrió heridas de gravedad, pero sí resultaron dañados dos vehículos policiales, uno camuflado y un radiopatrulla. Los agentes lograron detener a uno de los agresores, de solo 15 años, y se incautaron de ocho cócteles molotov listos para ser prendidos.

Una llamada sobre las 2:30 de ayer a la sala del 091 reclamaba la presencia de una dotación de la policía en el barrio de San Bernardo. Según fuentes de la Policía, hasta el lugar se desplazaron un vehículo camuflado y un zeta y allí se encontraron con varias personas que recibieron a los agentes a pedradas, además de tener preparados ocho cócteles molotov.

Aunque fuentes oficiales rechazan que se tratase de una emboscada, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) aseguró ayer que la intención de los agresores era causar el mayor daño posible. "Esto es una guerrilla urbana. Tenían todo preparado para quemar vehículos y policías", aseguraron desde el sindicato.

Al llegar los dos coches policiales, la zona estaba a oscuras porque alguien había manipulado la iluminación pública. Según la versión oficial, los agentes se encontraron a un grupo de 12 o 13 personas que comenzaron a lanzar piedras de grandes dimensiones. Varias impactaron en los vehículos policiales, que quedaron muy dañados. Los agentes bajaron del coche y lograron detener a uno de los agresores, quien a sus 15 años ofreció una "gran resistencia activa".

Las botellas incendiarias. Las botellas incendiarias.

Las botellas incendiarias.

Varios equipos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) se desplazaron hasta el lugar y efectuaron un despliegue de seguridad para dispersar a las personas que se encontraban lanzando objetos a los policías. Una vez conseguido este objetivo, los agentes iniciaron una búsqueda por la zona e intervinieron ocho cócteles molotov, múltiples piedras de grandes dimensiones y una bengala.

El Cuerpo Nacional de Policía dispuso varios controles durante la madrugada en La Línea para intentar localizar al resto de participantes en estos hechos. La investigación continúa abierta.

Este suceso causó ayer gran inquietud en la ciudad porque los ciudadanos ven que se siguen sucediendo los incidentes relacionados con el narcotráfico y el contrabando de tabaco.

El entorno de San Bernardo y La Atunara vive momentos de tensión desde que el pasado jueves fuera detenido Antonio Tejón El Castañita, ya que la banda que lidera cuenta con un gran número de integrantes y la presión policial se mantiene muy activa.

El SUP reiteró su demanda para dotar de más medios y personal a la Policía Nacional, en especial en una zona "tan conflictiva" como La Línea, ciudad para la que también demandan la construcción de una nueva comisaría por el mal estado en el que se encuentra el actual edificio.

Las agresiones a agentes de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en La Línea no son casos aislados, ya que se producen con cierta regularidad debido al frecuente enfrentamiento entre narcos o contrabandistas con los agentes. El pasado 25 de mayo una patrulla de la Policía Local linense sufrió el lanzamiento de piedras por parte de una multitud que intentó evitar la detención de un joven que transportaba tabaco de contrabando y el decomiso de la mercancía. Este suceso tuvo lugar en la esquina de las calles Santa Marta y Las Palmas, una zona muy cercana a la avenida de España y por la que es frecuente el desembarco de tabaco.

Pero este tipo de incidentes no sólo afecta a La Línea, sino que también se dan en el resto de la comarca. El pasado mes de abril dos agentes de la Guardia Civil resultaron heridos leves en San Roque al ser embestido el coche en el que patrullaban por un vehículo que un hombre conducía con 27 paquetes de hachís y que fue detenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios