Huelva

Rocío Ruiz: “En esta crisis del coronavirus debemos sacar lo mejor de nosotros mismos”

  • La campaña ‘Mascarillas 19’ servirá como contraseña ante casos de malos tratos

  • “En Andalucía no se van a repetir las escenas que vimos en otras comunidades”

  • La Consejería movilizará a más de 3.000 voluntarios y 68 entidades en los próximos días

Imagen envidada por la consejera desde su domicilio donde cumple con las medidas de confinamiento. Imagen envidada por la consejera desde su domicilio donde cumple con las medidas de confinamiento.

Imagen envidada por la consejera desde su domicilio donde cumple con las medidas de confinamiento. / M. G. (Huelva)

Posiblemente era vista como la maría en el Consejo de Gobierno. Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, adquirió toda su dimensión después de que el coronavirus llegara a nuestras vidas. Junto con Salud, se ha convertido de la noche a la mañana, en el segundo pilar sustancial de la atención a una sociedad que muestra sus debilidades.

Quien no las tiene es la consejera onubense Rocío Ruiz. Refugiada en su casa –como todos– tiene tiempo para sufrir en silencio por sus mayores, “los más vulnerables”. Teletrabaja, actúa y lleva adelante desde la atención en las residencias para la tercera edad, a las mujeres víctimas de malos tratos, los menores en situación de desamparo y las personas en exclusión social. Todo sea por “no dejar a nadie atrás”, por mostrar la verdadera cara de la solidaridad, de la ayuda y el compromiso. La maría, se ha convertido en uno de los ejes sobre los que pivota la acción de todo un Gobierno.

Rocío Ruiz reconoce que “no hay ninguna receta mágica” para hacer frente a lo que nos ha venido encima, una pandemia contra la que “no sabemos cómo luchar”, pero que exige que “hagamos todo lo posible, que pongamos en juego todas nuestras capacidades para hacerlo de la mejor manera posible y, como dice el consejero de Salud, si no, lo inventamos. En la Consejería somos proactivos y ponemos en juego toda nuestra creatividad, todo lo que podamos hacer, lo hacemos”.

Las residencias de ancianos son uno de sus pilares básicos, por ser aquellos a los que la enfermedad golpea sin miramientos. Las imágenes, “que no han ayudado mucho” de otros lugares, con ancianos abandonados, le pesan tanto como para hacer lo que está en su mano para no repetirlas. En Andalucía son 37 las personas mayores fallecidas, 37 dramas que hay que analizar en su conjunto, especialmente si se tiene en cuenta que la capacidad de las residencias llega a las 45.000 personas y que es en esta época del año cuando se muestran más vulnerables a las enfermedades, “más aún su se tiene en cuenta que muchos de ellos tienen patologías previas”.

En las residencias de ancianos se han contabilizado 37 fallecimientos en las más de 45.000 plazas disponibles

Pocas horas después de que comenzara a conocerse el alcance de esta pandemia “di la orden de prohibir las visitas a las residencias, algo que les ha protegido bastante”. Ruiz se enfrentaba ante un sector en el que “sólo 14 son residencias públicas, el resto son privadas o gestionadas por ayuntamientos, diputaciones o entidades religiosas”. La actuación en esas residencias comienza con la cobertura por la vía de urgencia, “en menos de 24 horas” del personal que está de baja, para “paliar de inmediato la falta de atenciones mediante contrataciones de urgencia”.

También, “en cuanto se detecta algún positivo, por ejemplo como ha sucedido en Nerva, además de proceder a su desinfección, en este caso por parte de la UME, se desplaza a personal sociosanitario que comienza a dirigir las actuaciones más inmediatas para salvaguardar tanto a los ancianos, como a todo el personal, con directrices coordinadas por Salud”.

Rocío Ruiz se mantiene conectada a su equipo desde su domicilio. Rocío Ruiz se mantiene conectada a su equipo desde su domicilio.

Rocío Ruiz se mantiene conectada a su equipo desde su domicilio. / M. G. (Huelva)

También “hemos repartido más de 7.200 mascarillas y 14.000 guantes. Lo que nos faltan son los test rápidos para lo que se trabaja en conseguirlos lo antes posible. El Gobierno andaluz tiene a su disposición 1.700 respiradores que serán suficientes para las necesidades que puedan tener los centros de salud y estamos a la espera de acudir a los mercados para completar esos suministros”.

Ruiz quiere dejar claro que “en Andalucía no tienen lugar esas situaciones de abandono que se han visto en otras comunidades y eso es así por el personal que atiende a las personas mayores, que demuestra una enorme profesionalidad y por la ayuda de la Junta que, en cuanto nos reportan algún tipo de problema, actuamos de una manera inmediata”.

Otro de los pilares es la ayuda a domicilio. Si durante todo el año la necesidad de la misma es perentoria por parte de sus usuarios, en estas situaciones de aislamiento, la urgencia es absoluta. Desde la Consejería, “a pesar de que las llevan otras administraciones, se garantiza el pago al cien por cien en la asistencia a los grandes dependientes de grado 3 y los de grado 2 que no tienen ayuda familiar, mientras que a los de grado 1 se les atiende en todas las necesidades básicas de aseo, higiene, limpieza y alimentación. En este tipo de servicios también hemos dotado a quienes los prestan con 47.000 mascarillas de protección”. Además, “el personal de los centros de día, tanto para mayores como para personas con discapacidad, presta su apoyo para satisfacer las demandas que puedan surgir”.

Hay 12 mujeres más y 9 menores en las casas de acogida tuteladas por la Consejería de Igualdad

Una de las campañas que se va a poner en marcha en los próximos días está dirigida a las mujeres que sufren malos tratos y que durante estos días se ven obligadas, por mor del confinamiento, a vivir con su maltratador. Para ello, desde comienzos de la próxima semana se pondrá en funcionamiento la campaña Mascarilla 19. Funcionará como una especie de contraseña. Una mujer en esta situación, podrá dirigirse a cualquier farmacia y al pronunciar esas dos palabras “el farmacéutico pondrá en marcha los protocolos correspondientes y dará aviso al 112”.

Todo ello llega después de que “hemos tenido un repunte en estas situaciones de malos tratos, ya que en las casa de acogida se han incrementado en 12 mujeres y 9 menores, las personas a las que hemos tenido que dar servicio”. Ruiz quiere “implicar cada vez más a los vecinos de las víctimas, para que ahora más que nunca, si son testigos de alguna situación así, llamen inmediatamente a los servicios de emergencia”.

La exclusión de ciertos colectivos, adquiere en estos días todo su significado. Para ello, sirva como ejemplo, “se han habilitado 839 plazas en albergues en toda Andalucía. En Huelva, se ah puesto a disposición el de Punta Umbría, que está limpio, desinfectado y equipado para que el Ayuntamiento pueda ocuparlo en cuanto considere oportuno”.

Para todas estas tareas “se ha puesto en marcha y se potenciará en estos próximos días, una red de voluntariado que cuenta con 3.000 personas y 68 entidades que se han prestado a ayudar en todas las circunstancias en las que sean necesarias”.

Todo ello con la vista puesta en “los cambios que surgirán después de esta crisis, como la conciliación, la última palabra de la Consejería, que se ha demostrado que sí puede conseguirse con el teletrabajo y con el confinamiento, trabajamos más que nunca y de la manera que siempre deberíamos haber hecho”. Es a esa fe a la que se agarra, a estas situaciones “que debe sacar lo mejor de nosotros mismos, sin dejar a nadie atrás, ayudando en lo que se pueda, con todo un equipo detrás y quedándonos con lo positivo que hay en esta situación, la solidaridad y la esperanza son lo más importante”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios