Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Salud

Susana Díaz apuesta por la investigación para mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental

  • La Junta firma con el movimiento asociativo, las familias y la RTVA un convenio que da un nuevo impulso al trabajo desarrollado desde 2004

Comentarios 3

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado por el aumento de recursos dedicados a la investigación para "seguir avanzando y mejorar la calidad de vida" de las personas con problemas de salud mental.

Díaz ha presidido en San Telmo la firma de un convenio gracias al cual la Junta reforzará su estrategia de sensibilización y defensa de los derechos y la imagen social de las personas con problemas de salud mental. Han firmado este acuerdo las consejerías de Salud, Igualdad y Políticas Sociales, Educación y Cultura; la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes); la Federación Andaluza de Asociaciones de Salud Mental 'En primera persona'; la RTVA, la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem) y la Escuela Andaluza de Salud Pública.

La presidenta de la Junta ha valorado que este acuerdo renueva el trabajo conjunto que viene desarrollando el Gobierno andaluz desde 2004 con el movimiento asociativo, las familias y las personas afectadas y que ha "marcado el camino a otras comunidades autónomas", al tiempo que se ha mostrado convencida de que este convenio va a situar también a Andalucía como "pionera".

Además de la investigación, Díaz ha abogado por la educación desde edades tempranas sobre los problemas de salud mental y por la sensibilización a través de los medios de educación, como demuestra la implicación de la Consejería de Educación y de la RTVA en este acuerdo.

La presidenta ha señalado la "estigmatización" y la carencia de una "sensibilización global" como dos de los problemas a los que se enfrentan estas personas, al tiempo que ha recordado que "cualquiera de nosotros en cualquier momento puede sufrir una enfermedad mental y la sociedad tiene que ser capaz de proteger sus derechos".

Díaz ha remarcado el carácter "prioritario y fundamental" de la salud mental para el Ejecutivo andaluz y ha valorado que la firma de este convenio se ha hecho coincidir con el 25 aniversario de Faisem, a cuyos 1.600 profesionales les ha agradecido su labor atendiendo a 10.000 personas en Andalucía.

Por su parte, el presidente de Feafes Andalucía, Manuel Movilla, ha destacado la creación del movimiento hace 26 años, y asegura que aunque el modelo implantado tras la reforma psiquiátrica "ha cumplido su objetivo, es necesario un gran cambio en la forma de trabajar, con un enfoque comunitario e integral, centrado en el proyecto de vida de las personas, basado en el respeto, la dignidad y el honor".

"Han sido 26 años de labor incansable e ilusión", aunque aún hoy "seguimos demandando recursos destinados a la atención y a la prevención", señala, toda vez que apunta que "pedimos que se cumplan los compromisos que aparecen en los planes y en las normas y aplaudimos que la Administración andaluza revise su legislación actual y proponga más acciones como el convenio que hoy se firma".

Desde 'En primera persona', su presidenta María Dolores Romero ha subrayado que "es el momento de la voz de los invisibles y silenciados", toda vez que significa la importancia de las instituciones firmantes de este convenio, "ámbitos fundamentales para la recuperación de las personas". Además, resalta que este convenio reconoce que los derechos de las personas con salud mental "son realmente vulnerados". 

El acuerdo suscrito este lunes incorpora a la Federación 'En primera persona', la Consejería de Cultura y la Escuela Andaluza de Salud Pública a la línea de trabajo que viene desarrollando el Ejecutivo andaluz con entidades y familias desde 2004.

El modelo de colaboración que tiene Andalucía es pionero y se ha extendido a otras comunidades autónomas y ha repercutido de forma positiva en la imagen de las personas con problemas de salud mental y en la conciencia social sobre sus derechos, por lo que este nuevo convenio busca aumentar el conocimiento, la imagen social y la aceptación de las personas con problemas de salud mental, a la vez que defender sus derechos y su recuperación e integración social.

De esta forma, las Consejerías y entidades firmantes se comprometen a difundir una imagen objetiva y justa de estas personas, defendiendo que tienen los mismos derechos que el resto de la ciudadanía, derechos que deben ser garantizados para su ejercicio pleno, sin discriminación y en igualdad de condiciones mediante todas las acciones, políticas, programas o iniciativas posibles.

Entre dichas acciones, se proyectan estudios e investigaciones, cursos y seminarios de formación, campañas informativas o tratamiento informativo preferente (por parte de la RTVA), concesión de premios a iniciativas locales, cooperación nacional e internacional con iniciativas de lucha contra el estigma en salud mental y elaboración de materiales.

Para el seguimiento de este acuerdo marco se creará un grupo de trabajo que será responsable de las actuaciones concretas para el desarrollo, ejecución, seguimiento y evaluación, y será el que proponga los convenios específicos y realice sus evaluaciones. 

En Andalucía, la atención a las personas con trastornos mentales graves se desarrolla en los servicios sanitarios y sociales, de base y orientación comunitaria, y en una red específica de recursos de apoyo social gestionada por Faisem, dentro de las líneas de actuación del III Plan Integral de Salud Mental.

Este Plan supone un avance en la defensa de los derechos y la lucha contra la discriminación de personas con problemas de salud mental, ya que promueve el movimiento asociativo y la acción intersectorial y apuesta por continuar sensibilizando a la sociedad y formar en derechos a los profesionales del ámbito sanitario, social, educativo, jurídico y cuerpos de seguridad, además de las personas afectadas y familias.

Este Plan prioriza, asimismo, la atención a la infancia y la adolescencia, así como a las personas en situación de riesgo o desventaja social, entre las que se encuentran, las personas mayores, aquellas con discapacidad intelectual, las personas sin hogar, los inmigrantes, las internadas en centros penitenciarios y las mujeres víctimas de violencia de género.

el ámbito asistencial, la sanidad pública atiende a más de 260.000 personas al año en las cerca de 80 Unidades de Salud Mental Comunitaria que existen en la comunidad. Estos dispositivos sirven de apoyo a los profesionales de los centros de salud, prestan atención ambulatoria y domiciliaria y coordinan la derivación de casos a otros dispositivos más específicos cuando sea necesario. 

Un importante paso en la integración social y defensa de los derechos de las personas con problemas de salud mental ha sido la aprobación de la nueva Ley andaluza de Servicios Sociales, que establece la obligación de promover la igualdad efectiva de las personas, eliminando discriminaciones o estigmas.

Asimismo, la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad estipula que las personas con necesidades de apoyo para el ejercicio de la autonomía o para la toma libre de decisiones, así como las personas sometidas al estigma social, se consideran en situación de 'especial vulnerabilidad' frente a discriminaciones y, por ello, deberán ser objeto de medidas de acción positiva adicionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios