Andalucía

Vox se alía con la izquierda en contra de la Junta como represalia por el bloqueo del "pin parental"

  • El socio parlamentario del Gobierno andaluz fuerza la comparecencia extraordinaria de Rocío Ruiz y Javier Imbroda para presionar a PP y Ciudadanos

Alejandro Hernández, en el Parlamento con el senador de Vox Jacobo Robatto. Alejandro Hernández, en el Parlamento con el senador de Vox Jacobo Robatto.

Alejandro Hernández, en el Parlamento con el senador de Vox Jacobo Robatto. / M. G.

La mayoría que sustenta a Juanma Moreno en la Junta se ha roto por primera vez poco después de cumplirse un año del cambio de color en la Junta. Ya había ocurrido en votaciones menores, pero Vox ha querido mostrar su descontento por la polémica del "pin parental". La formación de extrema derecha, a pesar de sus muchas amenazas en negociaciones anteriores, siempre acabó apoyando al Gobierno de PP y Ciudadanos.

Con la disputa por el veto a determinadas actividades en los colegios ha cambiado su posición y este viernes, en la Diputación Permanente, ha votado en el mismo sentido que PSOE y Adelante Andalucía para forzar la comparecencia extraordinaria de dos consejeros de la Junta que, casualidad o no, pertenecen a la cuota de Ciudadanos, el partido que tiene en su mano la aplicación del pin parental. 

El portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández, ha advertido antes de la celebración de la Diputación Permanente que el pin parental está en los dos acuerdos presupuestarios firmados por su partido con populares y naranjas. "El acuerdo es claro y no es susceptible de interpretaciones", ha dicho el diputado cordobés, en referencia al punto 19 del pacto presupuestario firmado en junio, que después se desarrolló en octubre con vista a la cuentas de 2020. 

El deseo del socio externo del Ejecutivo andaluz es que esta medida comience a implantarse en "las próximas semanas". Si eso no ocurre, ha advertido Hernández, "será difícil" que Vox apoye las políticas que se quieren llevar a cabo desde San Telmo. El viraje es claro y sólo hay que remontarse a la anterior convocatoria de la Diputación Permanente, el 9 de enero, cuando la Junta vio convalidados tres decretos ley sin mayor dificultad gracias a la mayoría que sumaron PP, Ciudadanos y Vox. 

Quince días después, Vox ha votado en el mismo sentido que PSOE y Adelante Andalucía, aunque Alejandro Hernández ha reconocido que le sería difícil justificarlo tras oír las posturas defendidas el socialista José Fiscal y la izquierdista Ángela Aguilera. El portavoz del PP, José Antonio Nieto ha aprovechado para recriminar esta alianza a ambos. A la izquierda le ha preguntado si pensaban renunciar al apoyo de la formación que "califican como de extrema derecha" y a sus socios les pedido explicaciones. "No se puede ser amigo de todo el mundo", ha contestado Hernández, a lo que Nieto a respondido que, al menos, pensaban que "podríamos ser amigos para siempre"

Vox ejerce su presión sobre Ciudadanos

Lo llamativo es que la formación de extrema derecha sólo ha forzado las declaraciones en periodo inhábil de los titulares de Educación, Javier Imbroda, e Igualdad, Rocío Ruiz, ambos de Ciudadanos. Por contra, han eximido al popular Jesús Aguirre, consejero de Salud, de dar explicaciones por el nombramiento de la responsable de Salud Sexual y Reproductiva del SAS.

Dentro del equipo naranja del Gobierno, han sido Ruiz e Imbroda los mas beligerantes con la iniciativa del pin parental. El titular de Educación, en su balance del primer año de mandato, propuso "matizar" los acuerdos presupuestarios en lo que al pin parental se refiere. El dirigente naranja además recordó que los padres ya tienen capacidad de decisión en las enseñanzas curriculares -incluidas las actividades complementarias- en las reuniones del Consejo Escolar previas a cada curso. 

Por su parte, Rocío Ruiz fue de las primeras en posicionarse al respecto a esta propuesta de Vox. Considera que se trata de una medida que carece de "viabilidad" a nivel normativo, pero tampoco "desde el punto de vista moral". Además, la titular de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación tendrá que acudir a la Cámara la semana próxima para abordar un tema prioritario para Vox, como son las subvenciones a asociaciones de mujeres.

PSOE y Adelante solicitaron la comparecencia de Ruiz para dar cuenta del modelo de reparto de ayudas a estas entidades. Desde el Gobierno andaluz defienden que la fórmula utilizada este año cumple con la ley y reconocen que hay organizaciones que no recibirán un dinero que antes sí tenían disponible. Esto es así porque, aseguran desde Igualdad, la Intervención que trabaja con el Instituto Andaluz de la Mujer ha puesto reparos al reparto que practicaba el IAM bajo control socialista.

Desde su irrupción previa a la campaña de las autonómicas de 2018, Vox puso el foco lo que ellos llaman "chiringuitos" afines al PSOE regados con fondos públicos desde la Junta. Es justo a estas entidades a las que se referían y están satisfechos por el mayor control que el Gobierno andaluz mantiene sobre las ayudas públicas.

En este contexto ha explicado Hernández su voto con socialistas e izquierdistas. "Si dicen que van a incumplir determinados acuerdos, queremos saber si en estos asuntos van a continuar o también han cambiado", ha ilustrado el dirigente del partido de Santiago Abascal. "Será bueno que los consejeros puedan comprobar quien les viene sosteniendo desde hace doce meses", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios