Andalucía

Zapatero dice que la dignidad de la UE "ha tocado suelo" con los refugiados

  • El ex presidente participa en Córdoba en unas jornadas sobre convivencia en el Mediterráneo

Comentarios 1

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero clausuró ayer las jornadas Córdoba: ciudad de encuentro y diálogo con un discurso en el que dejó clara su postura con la crisis de los refugiados que asuela Europa. "El umbral de dignidad en defensa de los derechos humanos de la Unión Europea ha tocado suelo", afirmó quien fuera jefe del Ejecutivo entre 2004 y 2011. Zapatero centró su intervención en la necesidad de diálogo que, "aunque con un abismo al principio", es el que "ensancha el camino hacia la libertad y la democracia".

El encuentro, que ha reunido en Córdoba a expertos en política internacional, ha concentrado gran parte de su contenido en las políticas poco efectivas que está tomando la UE con los refugiados que huyen de los conflictos armados. Con Diálogo de civilizaciones -título de su discurso- Zapatero quiso poner sobre la mesa parte de las causas que han llevado a la situación que atraviesa hoy Oriente Próximo y las soluciones que a su parecer tendrían que tomarse. "No me opuse a la guerra de Iraq por oponerme a Aznar o a Bush, lo hice porque esa guerra traería generaciones de terroristas", recordó. El ex presidente reiteró su confianza en la política para aportar una solución a todo conflicto.

Zapatero reconoció que "el elemento de más riesgo" para la paz viene dado por los conflictos de contenido religioso y cultural, algo que propició la creación de la Alianza de Civilizaciones, organismo adoptado por las Naciones Unidas en 2007 a proposición del propio Zapatero. Sobre esto mismo comunicó que en pocas semanas se celebrará el séptimo encuentro del organismo en Azerbaiyán donde propondrá, además, la gestación de un consejo de religiones por la paz con el que pretende "una declaración universal de todas la religiones de condena total de la violencia". El consejero de Estado afirmó sobre esto mismo que "matar es sólo matar, no se mata en nombre de ninguna idea, cultura o religión. No hay cultura superior a otra" y añadió que "el afán por el pluralismo y por la libertad real deber ser algo innato a toda confesión".

El discurso del diálogo y la alianza de Zapatero cosechó los aplausos del público. Él reconoció que para algunos puede parecer "relativismo, pero para mí, es inteligencia". Ese optimismo formó parte también del cierre de las palabras del ex presidente que confió en que la actual "crisis doliente" quizá abra la puerta a una "política de inmigración de verdad, que no la hay".

Shlomo Ben Ami, Ramin Jahanbegloo o Ben Moussa son algunos de los expertos que desde el lunes han abordado el porvenir de la convivencia en el Mediterráneo en unas jornadas dirigidas por Sami Naïr y Manuel Torres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios