Andalucía

La ex alcaldesa de Jerez tira del "no recuerdo" en el juicio por la casa del Rocío

La ex alcaldesa socialista de Jerez Pilar Sánchez, apenas aportó ayer detalles sobre las obras de reforma en la casa de la hermandad del Rocío en Almonte en 2007 con cargo al Ayuntamiento, aunque finalmente no las abonara al apreciar irregularidades en las facturas que presentaron las constructoras que las hicieron, todas ellas vinculadas al promotor José Grimaldi. Sánchez, que fue quien denunció los hechos ante la Fiscalía, declaró en el juicio por esta causa donde están acusados el ex alcalde Pedro Pacheco, el promotor José Grimaldi, el ex hermano mayor de la filial jerezana del Rocío, Francisco Gómez; y varios ex técnicos municipales como José Agüera o Luis Cruz, entre otros. La declaración de la ex alcaldesa fue a través de videoconferencia desde la cárcel de Alcalá de Guadaíra, donde cumple condena.

Sánchez se escudó en el "no me acuerdo" y "no lo sé". Afirmó fue que fue el interventor municipal quien alertó de las irregularidades en las facturas presentadas por las empresas de Grimaldi. La ex alcaldesa señaló que recordaba "vagamente" que el interventor había advertido que "era imposible" abonar esas facturas. Fue tal el grado de desconocimiento que quiso transmitir Sánchez que recurrió al "no me acuerdo" al ser preguntada a quién encomendó las competencias en materia urbanística tras romper el pacto con el PSA en marzo de 2007, en qué partido militaba Pacheco con el que suscribió el acuerdo de gobierno dos años antes y si supo que se acometieron obras en la casa de hermandad rociera antes de la denuncia de la Intervención. Incluso dijo que no se acordaba si había interpuesto la denuncia ante la Fiscalía o la "Udyco".

Sánchez ganó las elecciones en mayo de 2007 por mayoría absoluta y esa misma madrugada se desplazó a la aldea almonteña para estar junto a los rocieros jerezanos durante la visita de la Virgen del Rocío a la casa de hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios