Tribunales

Condenados dos ‘brigadas’ por agredir a dos jóvenes por motivos ideológicos

  • Los miembros del colectivo cadista pactan una pena de dos años de prisión y evitan la cárcel

Zona de San Severiano donde tuvo lugar la agresión. Zona de San Severiano donde tuvo lugar la agresión.

Zona de San Severiano donde tuvo lugar la agresión. / Marcos Piñero

Comentarios 30

Con un apretón de manos. Así concluyó este lunes el acto de conformidad en el que dos miembros del colectivo cadista Brigadas Amarillas reconocieron haber agredido en mayo de 2016 a dos jóvenes con los que previamente habían mantenido varias disputas por cuestiones ideológicas y políticas. Un apretón de manos, unas disculpas que los ‘brigadas’ ofrecieron y las víctimas aceptaron para poner, en principio, punto y final a este altercado.

Por esta agresión, la magistrada del Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz ha condenado a los ‘brigadas’ a dos años de prisión por un delito de lesiones agravado por uso de instrumento peligroso (un casco de moto), uso de disfraz (uno de los agresores tapó su rostro con un pasamontañas y el otro, con un casco) y por discriminación ideológica. La condena es firme, si bien ninguno de los dos ‘brigadas’ procesados en este caso irá a prisión.

Ambos evitaron la celebración de la vista oral toda vez que sus defensas, la Fiscalía y la acusación particular llegaron a un acuerdo. Así pues, dado que los dos ‘brigadas’ carecían de antecedentes penales y habían abonado ya –antes del juicio– una indemnización conjunta de 3.150 euros a favor de los damnificados, la magistrada del Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz decidió beneficiarlos con la suspensión de la pena de prisión siempre y cuando no vuelvan a delinquir por un periodo de dos años.

Además de la pena privativa de libertad (que ha quedado suspendida), los integrantes del colectivo cadista han sido condenados al pago de una multa de 360 euros por otro delito de lesiones.

Los 'brigadas' refirieron a las víctimas expresiones tales como “estás en nuestra lista”, “facha” o “márchate de aquí”

Los hechos que se han dado por probados recogen que A. y C., integrantes del grupo Brigadas Amarillas –colectivo ultra vinculado al fútbol y caracterizado por su ideología de extrema izquierda–, tenían una “fuerte animadversión” hacia dos jóvenes que se definen como “patriotas” y “habitualmente usan en su vestimenta símbolos asociados a ideologías de derechas, como camisetas y pulseras con la bandera de España”.

Por este único motivo, en ocasiones anteriores, tanto los ‘brigadas’ procesados en esta causa como otros integrantes de las Brigadas Amarillas exteriorizaron su enemistad hacia las víctimas dirigiéndoles miradas intimidatorias y expresiones del tipo “estás en nuestra lista”, “facha” o “márchate de aquí”. También realizaron pintadas con amenazas de muerte.

Dada la patente aversión de ambos acusados hacia los jóvenes de derecha “por la sola razón de su ideología”, el 17 de mayo de 2016 se concertaron para asaltarlos y atentar contra la integridad física de estos. Así, sobre las 19:45 horas del día señalado, A. y C. aguardaron a sus víctimas en las inmediaciones de la plaza San Severiano.

Cuando los jóvenes pasaron caminando por la zona, A. y C., que cubrían sus rostros con un casco integral de moto y un pasamontañas, respectivamente, para evitar ser reconocidos, se dirigieron a la carrera hacia sus víctimas gritando “ahí están”.

Al llegar a su altura, comenzaron a golpearlos usando en su ataque un casco integral de moto que uno de los ‘brigadas’ portaba con esta finalidad. De esta forma, les propinaron golpes y patadas en la cabeza y en el resto del cuerpo.

A raíz de este suceso, los dos agredidos sufrieron múltiples lesiones. Uno de ellos, de 21 años a la fecha de los hechos, tardó 25 días en curar. Presentaba, entre otras secuelas, una herida en la región retroauricular de cuatro centímetros aproximadamente que le ha ocasionado un perjuicio estético ligero. La otra víctima, de 18 años entonces, empleó 12 días en curarse.

En sus conclusiones provisionales, la Fiscalía solicitaba para los dos ‘brigadas’ cuatro años de prisión por el delito de lesiones agravadas, una pena que ha quedado reducida a la mitad tras el acto de conformidad. Los condenados evitan así la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios