Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Andalucía

La cifra de muertos e ingresados por coronavirus en Andalucía se dispara

  • Cada vez es más evidente que los casos detectados no muestran la extensión del contagio, a causa de la falta de test

Un sanitario en el hospital Virgen de las Nieves de Granada. Un sanitario en el hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Un sanitario en el hospital Virgen de las Nieves de Granada. / Antonio L. Juárez

Cada día que pasa de pandemia se hace más evidente que el número de nuevos casos detectados no es un indicativo fiable. Al menos hasta que se generalicen los test entre personas sospechosas de haber sido contagiadas. El notable incremento de andaluces ingresados en los hospitales, en las UCI y fallecidos en las últimas 24 horas muestran que estamos recibiendo este martes el mayor impacto de la ola. Andalucía ha registrado 29 muertos más, lo que supone un incremento del 50% respecto al día anterior, y 292 ingresos, un crecimiento del 33%.  

Andalucía, como el resto de España, padece un desabastecimiento de test. La Junta ha instalado varios puntos de recogidas de muestras por todas las provincias, peros las pruebas están restringidas al personal sanitario y a otros profesionales que se consideran esenciales en estos momentos, como los policías. En realidad sólo se someten a análisis a las personas o ingresadas o como síntomas muy evidentes, lo que hace que realmente no se tenga una visión clara de cómo de extendido está el coronavirus. Por eso, la cifra de muertos, de nuevos ingresos y de personas en camas de la UCI son, en estos momentos, parámetros más reales.

Y lo que éstos indican es que en las últimas 24 horas, el crecimiento de la ola es más grande que en días previos. Esto no significa que el confinamiento no esté funcionando, más bien, lo contrario, es ahora, y sólo ahora, cuando comienzan a aflorar la Andalucía previa a la declaración del estado de alarma. En los hospitales andaluces hay 1.132 personas y otras 102 en las camas de UCI. Los casos detectados -ojo, no los reales- son 2.471, un 26% más que el día anterior. La curva, que parecía estabilizarse en torno al 17%, ha vuelto a acelerarse, pero para este parámetro, escasamente, fiable.

Para muestra: de los 510 nuevos positivos, 292 son nuevos ingresos. Se testa sobre sospechas evidentes. No como en Corea del Sur, donde el lema fue testar (testing) y seguir el rastro, anterior y posterior, de los positivos. 

Made with Flourish

Aun así, la situación en la comunidad todavía no ha colapsado a los hospitales del SAS. Quedan camas UCI y plazas en los centros, pero el personal sanitario comienza a padecer la enfermedad en porcentajes muy altos. Con el crecimiento actual, los positivos se duplicarían en cuatro días; es decir, que el viernes se llegarían a los 5.000 positivos detectados si el ritmo se mantiene. El primer gran plan de contingencia de la Junta se pondría en marcha, con medidas más extremas, al llegar a los 8.000. Ello implicaría, por ejemplo, el cierre parcial o total de centros de salud para destinar a los profesionales a los hospitales. 

Sobre las cifras hay otro problema añadido, transcurre mucho tiempo entre que se comunican al SAS, y el Ministerio de Sanidad los hace público. Los datos de este martes, por ejemplo, fueron entregados al Ministerio a las 21:00 horas de ayer. Eso no significa que se distraigan casos, sino que el conocimiento de la altura de la ola va con retraso. Esto ha creado polémica en algunas provincias, como Granada. En Huelva, por ejemplo, el primer fallecido, que es del sábado por la noche, se comunicó el lunes.

Made with Flourish

Todo este tipo de interferencias es lo que aconseja que los datos se tomen con cierta cautela y que, sea verdad, como ha explicado el Gobierno, que lo peor llegará a finales de esta semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios