Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

El número real de infectados por coronavirus en Andalucía puede ser hasta ocho veces mayor

  • Un catedrático de Análisis Matemático realiza una estimación estadística en el caso andaluz y concluye que el confinamiento es más útil de lo que pensamos

Un sanitario, protegido, sale de una ambulancia en Granada. Un sanitario, protegido, sale de una ambulancia en Granada.

Un sanitario, protegido, sale de una ambulancia en Granada. / Antonio L. Juárez

Desde el estallido de la pandemia del coronavirus tenemos una certeza inquietante, el número real de personas infectadas es mayor que el de casos detectados. La falta de test ha provocado que en algunas comunidades, caso de Madrid, sólo se estén analizando a los pacientes que ingresan, y en la mayor parte del país sólo se hacen a personas con sintomatología muy clara. Pero el análisis estadístico puede dar algunas pistas sobre la situación real, y es lo que ha hecho el catedrático de Análisis Matemático de la Universidad de Sevilla, Antonio José Durán.

Antes de detallar el contenido, adelantamos dos conclusiones matemáticas. Porque son esperanzadoras.

El confinamiento de la población sirve, y mucho, bastante más de lo que pensamos, porque si se cumple de modo estricto el distanciamiento social se está evitando que personas infectadas que no lo saben, bien porque no tienen una sintomatología evidente o porque están en la primera parte de la incubación, propaguen el virus. Esta es la razón nuclear del confinamiento.

Y la segunda conclusión es que en Andalucía está en un orden similar al de China, distinto al de Italia, por lo que las medidas de confinamiento pueden acabar con la fase epidémica en dos o tres semanas. El caso italiano es también analizado en el artículo y es, francamente, desolador. Si Madrid se acercase más al ejemplo italiano que al chino, las consecuencias serían muy graves.

De 7.500 a 14.000 casos 

Estas son conclusiones obtenidas del análisis que han realizado estos matemáticos de Sevilla, que indica que el número real de infectados puede ser entre cuatro y ocho veces más. En Andalucía habría de 7.500 a 14.000 personas infectadas. La cifra de este lunes de casos detectados (no reales)  es de 1.961.

José Antonio Durán utiliza los datos de mortalidad por edades, que sólo ha comenzado a publicarse en España desde ayer, Andalucía aún no las da, pero pueden obtener se modo implícito. Cuánto más datos estratificados se posean, mejor será el análisis y mejor, por supuesto, la lucha contra el virus.  Corea del Sur ha sido un maestro en ello, el éxito de este país asiático se ha basado en la realización masiva de test, incluso a personas sin síntomas, y el seguimiento particular de cada uno de los infectados por parte de las autoridades sanitarias. Conocen los movimientos anteriores de los enfermos, porque deben someterse a un interrogatorio telemático, lo que permite avisar a los demás implicados.

La diferenciación por edades es muy útil en este virus, porque la mortalidad también se eleva de modo exponencial. En Andalucía, por ejemplo, aún no hay fallecimientos por debajo de los 50 años.

Los datos de Corea del Sur le han servido al catedrático de Análisis para cimentar las proyecciones, ya que en este país el número de casos detectados está muy cercano, o es el mismo, que los reales. Con la profusión de parámetros por edades, ha obtenido lo que es una estimación.

En el caso andaluz, su cálculo es que el 8 de marzo ya habría 2.890 infectados. Ese día en Madrid aún había pocos casos detectados, de ahí que se permitiesen las manifestaciones, pero la evidencia de la semana pasada ha demostrado que sería miles. En Andalucía habría, al día de ayer, entre 7.500 y 14.000 personas con el virus, una proporción de cuatro a ocho veces menor que la detectada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios