Crisis política

El debate estalla dentro del PP

  • Los populares andaluces se instalan en el recelo ante los movimientos de los posibles sucesores de Juan Ignacio Zoido al frente del partido.

Comentarios 20

"Sólo te digo una cosa, estoy leyendo un libro: ¿Cómo perderlo todo en un año?". En el PP andaluz ya no sólo son conscientes del mal momento que atraviesan a sólo un año de haber ganado las elecciones autonómicas, sino que comienzan a verbalizarlo, algo hasta ahora casi imposible en un partido más disciplinado que el PSOE y menos dado a enseñar sus entrañas. El comentario anterior, de un dirigente local, se comparte en buena parte del PP andaluz, que asiste a una subida en intención de voto del dúo PSOE-IU, mientras los populares se desploman. El debate de la sucesión ante la ausencia de liderazgo ha comenzado a calar en la militancia y en todas las provincias. La asistencia de Mariano Rajoy a la primera comunión del hijo menor de Javier Arenas el pasado domingo en Sevilla ha bastado para generar todo tipo de comentarios, que, con independencia del detalle de los hechos, refleja que el PP andaluz se está instalando en el recelo interno.

Algunos han visto en esta presencia en una celebración familiar el apoyo explícito de Rajoy a Arenas, ahora que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, parece que ha perdido el control del partido y de que el anterior líder andaluz arrastra el peso de ser una de las personas que medió ante Luis Bárcenas para tratar de controlar el escándalo en el que está enfrascado el PP. Según otros, Juan Ignacio Zoido, presidente del PP andaluz, no tenía intención de ir a la primera comunión en el Club Pineda, pero acudió, raudo, al saber que Rajoy confirmaba su presencia. Otros, sin embargo, opinan que Zoido, al que se supone alejado de Arenas, iba a ir de todos modos.

Los recelos provienen de una dinámica natural en todo tipo de organizaciones: al descartarse Zoido, el llamado a ser líder, como candidato a las próximas elecciones autonómicas, los posibles candidatos han comenzado a tomar posiciones y, si no es así, los contrarios entienden cada acto o presencia de algunos de ellos como una muestra de la carrera. Valga, por ejemplo, el caso de la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, una de las posibles candidatas. Su presencia en Málaga para explicar la Ley de Costas fue leída como un acto de autopromoción personal más que como un simple ejercicio del papel que representa. Crespo ha sido una de las pocas personas que aseguró en público que le gustaría ser candidata, "como a cualquier otro militante" -dijo-, lo que le produjo no pocos disgustos y una retirada que, al parecer, puede ser sólo táctica.

Dirigentes de las provincias de Cádiz, Málaga, Granada y Almería se mantienen a la expectativa, aunque a los malagueños le gustaría que el candidato fuera Juan Manuel Moreno, secretario de Estado de Bienestar Social. Cádiz, donde manda la mayoría arenista, estará a lo que diga Javier Arenas, quien vuelve a recuperar parte de su ascendencia entre los populares una vez que la elección de De Cospedal con Zoido se ha revelado como un acto fallido debido a lo que el alcalde de Sevilla mantuvo, sin embargo, desde el momento en que aceptó el cargo de presidente: que él no sería el candidato a la Junta, porque su lugar estaba en el Ayuntamiento hispalense.

En las dos últimas semanas, hasta tres alcaldes, los de Málaga, Granada y Almería, se han manifestado a favor de elegir al candidato del PP antes de las elecciones europeas. José Luis Sanz, secretario general del PP, les contestó este martes en Almería: aseguró respetar sus declaraciones, pero postergó la elección hasta después de las municipales. No obstante, otras fuentes de la dirección del PP andaluz sostienen que el relevo se debe producir antes de las europeas, que son en primavera de 2014. El propio Sanz, alcalde de Tomares, es uno de los posibles candidatos, aunque su asombrosa discreción le lleva a no dar muestra alguna de interés.

Otra persona en liza es el alcalde Córdoba, José Antonio Nieto, aunque contaría con el mismo problema que Zoido: debe presentarse a las siguientes municipales, lo que supondría una suerte de reválida antes de las elecciones autonómicas. El secretario general del PP andaluz indicó en Almería que será la dirección nacional la que elegirá al sucesor, y que será este órgano el que decida cuándo toca. Para sus contrincantes, Sanz, sin embargo, es el primer interesado en que la sucesión sea lo antes posible. Pues, eso, el recelo se instala entre los populares. Parece el PSOE de hace un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios