Andalucía

La discordia de la financiación mantiene a Díaz lejos de Marín

  • La presidenta de la Junta rechaza el principio de ordinalidad, que beneficia a las comunidades más ricas y que defiende Ciudadanos en su propuesta

La discordia de la financiación mantiene a Díaz lejos de Marín La discordia de la financiación mantiene a Díaz lejos de Marín

La discordia de la financiación mantiene a Díaz lejos de Marín

Comentarios 2

Juan Marín y Albert Rivera no se piensan mover de su posición sobre financiación autonómica. Mantener el principio de ordinalidad de las regiones es una de sus prioridades. Y eso significa que las comunidades que más dinero ingresan por la recaudación de impuestos de sus habitantes no pueden recibir menos dinero del Estado que las comunidades que tienen recaudaciones más modestas. Esta postura choca frontalmente con la que mantiene el Gobierno de la Junta. Lo dejó ayer claro la propia presidenta del Ejecutivo, quien durante un acto en Huelva se mostró tajante. "Las comunidades más ricas no tienen derecho a recibir más", espetó Susana Díaz.

El choque de trenes es lógico. La líder socialista ha basado gran parte de sus reivindicaciones en esta segunda mitad de la legislatura en la necesidad de financiación de Andalucía. Lo llamativo es que ahora tiene el apoyo de 100 de los 109 diputados que hay en el Parlamento. El grupo de trabajo creado en la Cámara -auspiciado por la propia Díaz-para buscar una voz única en la negociación de la financiación ha resultado sorpresivo por el resultado final. Los socialistas, con un documento armado por la Consejería de Hacienda de María Jesús Montero, se han asociado con Podemos e IU, dejando de lado a su socio habitual, Ciudadanos. Y sobre la bocina, el PP de Juanma Moreno maniobró para que los naranjas se quedaran aislados. La traducción es que PSOE, PP, Podemos e IU rechazan el principio de ordinalidad que Ciudadanos abraza.

La tesis incluida en el documento de la izquierda es clara. Si las comunidades más ricas son las más beneficiadas por el futuro sistema de financiación, las regiones con menos recursos nunca podrán equiparar sus condiciones económicas. "No se puede mantener el statu quo" porque "un país que merezca la pena ha de construirse en igualdad, sino la convergencia no será nunca real", dijo la presidenta de la Junta.

La discordia por la ordinalidad no es la única que mantienen el Ejecutivo regional y sus socios preferentes de Ciudadanos. Marín siempre se refiere en sus intervenciones a la infrafinanciación de Andalucía, pero tiene una receta distinta para solucionar el problema: mejorar la gestión. "No podemos estar pidiendo siempre más", dijo el lider andaluz de la formación naranja.

Díaz se alineó ayer, en cierta manera, con esa idea, pero rechazó cualquier acusación de mala gestión. "Habrá que premiar el talento, el esfuerzo y el compromiso de quienes hayamos hecho las cosas bien y garantizar que en el futuro todos los ciudadanos, vivamos donde vivamos, tengamos igualdad en el acceso a los servicios públicos", añadió la presidenta de la Junta, quien cree que serán los ciudadanos quienes valoren la gestión de los recursos públicos que hacen las distintas administraciones.

A esas propuestas habituales de PSOE, Podemos e IU se sumó el martes el PP en la última votación del grupo de trabajo. Ayer, la secretaria general de los populares andaluces, Dolores López, se mostró cautelosa con el amplio acuerdo logrado. La política onubense dijo que espera que el PSOE no intente romper el "consenso" en materia de financiación durante el trámite parlamentario del dictamen, que debe pasar por la Comisión de Hacienda y Administración Pública del próximo 9 de marzo -donde el PP estudiará los posibles votos particulares para presentar- antes de llegar al Pleno.

López explicó que el PP, al sumarse al informe base que cerraron PSOE, Podemos e IU, está apoyando un "documento de mínimos" y ahora intentará aportar las mejoras que crean necesarias. Sobre la reclamación de 4.000 millones de financiación para Andalucía, López respondió que esa cifra no se puede cuantificar porque ni los expertos pudieron hacerlo en el grupo de trabajo: "A lo mejor son 6.000 millones o a lo mejor son 2.000 millones", apostilló la secretaria general del PP andaluz.

Sin embargo, la dirigente popular criticó que el PSOE haya estado "jugando todo el tiempo a desplazar al PP" del acuerdo sobre financiación, pero garantizó que su partido ha trabajado en todo momento "por el consenso" y poniendo el interés ciudadano por delante del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios