Resultados Elecciones Huelva

El PSOE huye de la autocrítica y habla de día “agridulce” ante la realidad andaluza

  • Caraballo valora que el resultado provincial es "bueno", pero lo confronta con el posible pacto con la "extrema derecha" a nivel regional

Ignacio Caraballo, durante su comparecencia en la sede del PSOE junto a la dirección socialista, miembros de la candidatura y el alcalde capitalino. Ignacio Caraballo, durante su comparecencia en la sede del PSOE junto a   la dirección  socialista, miembros de la candidatura y el alcalde capitalino.

Ignacio Caraballo, durante su comparecencia en la sede del PSOE junto a la dirección socialista, miembros de la candidatura y el alcalde capitalino. / Josué Correa (Huelva)

"Hoy es un día agridulce". Esta es la principal lectura que hizo ayer el secretario general del PSOE onubense. Ignacio Caraballo valoró los resultados de la jornada electoral al trasladarse a Sevilla el número uno de la candidatura por Huelva, Mario Jiménez, para asistir a la comparecencia de la candidata a la Presidencia de la Junta. Y lo hizo ante las caras largas de los socialistas que acudieron a la sede de la calle La Palma, donde se vivió un auténtico funeral.

Allí, el líder del PSOE destacó, por un lado, que "aunque hemos bajado", los datos recabados en la provincia confirman a su partido como la fuerza más votada. En este sentido, incidió en que su formación ha ganado tanto en número de votos como en porcentaje: "Le sacamos diez puntos al segundo partido, que es el PP. Hemos obtenido 66.000 votos frente a los 47.000 del PP, de modo que le sacamos 20.000. Son datos buenos y nos hacen tener esperanza en los ayuntamientos, que han trabajado, luchado y se han movilizado", manifestó.

Por ello, tuvo palabras de agradecimiento para los militantes, simpatizantes, para todo aquel que ha acompañado al proyecto socialista y a quienes han con fiado en el PSOE.

Sin embargo –lejos de la autocrítica– destacó, en segundo lugar que, frente a los "datos positivos de la provincia", en Andalucía la realidad es "complicada y difícil" porque existe la posibilidad de que haya un Gobierno de derecha.

No obstante, dejó claro que sea quien sea quien lidere de la Junta, y sea quien sea el presidente o presidenta, en Huelva "seguiremos luchando por las políticas sociales, defendiendo a los más necesitados e impulsando políticas de empleo para que los ciudadanos tengan trabajo digno y de calidad".

Así, Caraballo recordó que el PSOE cuenta con "70 ayuntamientos", que gobierna en la Diputación con mayoría absoluta y que cuenta también con el Ayuntamiento de la capital como buque insignia, lo que "garantiza que se mantendrán esos derechos y políticas".

En la sede de la calle La Palma se pasó de la incredulidad a vivir un auténtico funeral

"Aquí hemos vivido momentos muy agradables y de euforia. Y hoy, aunque se ha ganado en la provincia, quiero ser sensato y realista porque es un momento agridulce. Espero que los partidos tengan sensatez y no pacten con la extrema derecha porque su mensaje xenófobo y racista tiene que ponernos nerviosos a toda la sociedad. Que cada uno asuma las consecuencias y tome la decisión que tenga que tomar", valoró.

Con el deseo de que finalmente haya un Gobierno "progresista", "sensato", y que lidere Andalucía con proyectos viables, serios y que garanticen el futuro de todos los andaluces y onubenses, Caraballo se despidió en una jornada en la que el PSOE, con cuatro diputados frente a los seis que tenía, cavó su suelo electoral, que hasta ahora históricamente era el cosechado en 2012, cuando obtuvo cinco parlamentarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios