Andalucía

Las fuerzas de seguridad reducen el parque móvil de los narcotraficantes en Cádiz

  • Policía Nacional, Guardia Civil y Agencia Tributaria recuperaron 879 vehículos robados y utilizados después para transportar droga

La droga llega a la provincia de Cádiz por mar pero se mueve sobre cuatro ruedas. Las organizaciones que se dedican al narcotráfico necesitan potentes vehículos para trasladar la mercancía, lo que ha provocado que las estadísticas, tanto de vehículos robados como de recuperados, se haya disparado en los últimos tiempos. El pasado año se intervinieron en la provincia 879 vehículos. 589 lo fueron por los agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras; 87 por la Comandancia de Cádiz; 168 fueron recuperados por la Policía Nacional y 35 por la Agencia Tributaria.

El Campo de Gibraltar concentra la mayor parte de las recuperaciones, si bien la Guardia Civil no tiene estadísticas por localidades. La Policía Nacional sí que las realiza: en Algeciras recuperaron 30 vehículos; en La Línea, 86; 14 en Sanlúcar de Barrameda; en Cádiz se intervinieron 5 vehículos; en Jerez, 10; en Puerto Real, 4; en El Puerto de Santa María, 5 y en Rota y San Fernando, 7 en cada localidad. La Línea, Algeciras y Sanlúcar se sitúan a la cabeza en la intervención de vehículos. Es algo lógico teniendo en cuenta que estaríamos ante el triángulo más activo en los últimos tiempos en cuanto a movimiento de droga.

Para poder llevar a cabo todas estas recuperaciones, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado realizan una labor colosal de vigilancia, con muchas horas al pie del cañón para echar el guante no sólo a los importantes alijos sino también a una red logística sin la que los clanes del narcotráfico en la provincia no podrían funcionar. Ahí entran desde quienes se encargan de robar los coches hasta los que los tunean, porque en la mayoría de los casos, pocas horas después de ser captados para la causa, son desprendidos no sólo de sus placas de matrículas sino hasta de sus asientos, todo con el fin de poder dejar más espacio a la droga en sus transportes. En la mayoría de los casos estos coches son utilizados en una sola operación y que luego son abandonados. Eso si la cosa no se tuerce y deciden embestir con ellos contra un control policial.

Entre los vehículos sustraídos, los favoritos de los narcos son los todoterrenos, que se ajustan perfectamente a sus necesidades. El pasado año la Comandancia de Cádiz de la Guardia Civil recuperó 9 de ellos, mientras que la de Algeciras intervino nada menos que 73. De estos 73, 65 fueron denunciados como robados por sus propietarios legales. Muchos de esos todoterrenos son robados en otros puntos de la provincia. Recientemente cayó una banda que se dedicaba a llevarse coches de alta gama, todo terreno básicamente, en localidades de El Puerto de Santa María y la costa Noroeste que posteriormente vendían a organizaciones dedicadas al tráfico de sustancias estupefacientes del Campo de Gibraltar.

Las nuevas tecnologías, con aparatos que clonan tarjetas que abren y encienden algunos modelos, acrecienta el riesgo de sufrir el robo de un vehículo que puede acabar en el parque móvil de alguna organización de narcos. Al menos hasta que los cuerpos de seguridad del Estado los intervengan en una de sus múltiples operaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios