Granada

La nieve tiñe de blanco Granada y obliga a cortar hasta 8 carreteras

  • La DGT prohibió la circulación en 40 kilómetros de la A-92, en el Puerto de la Mora, así como en carreteras de la Alpujarra y Sierra Nevada

  • También afectó al tráfico ferroviario con Sevilla

Comentarios 1

Los Reyes Magos dejaron ayer un regalo común para Granada: la nieve. Como en los mejores cuentos, los granadinos disfrutaron de un Día de Reyes que tiñó de blanco las calles, monumentos, tejados, montes,... una estampa típica del invierno que no siempre se puede disfrutar a cotas bajas y más en un día tan especial como el de Reyes.

La previsión lo había anunciado. De hecho estaba activo el aviso naranja por riesgo de nevadas en la Cuenca del Genil. Y se cumplió cuajando incluso en la capital y sobre todo en los pueblos del cinturón y dejando una espectacular nevada en la Sierra. En la capital no se veía una nevada desde el 27 de febrero de 2016 y la de ayer fue más intensa.

El temporal empezó a afectar a Granada de madrugada. Llegó primero la lluvia -con tormenta incluida- y a media mañana empezaron a caer los copos en la capital y muchos municipios del Área Metropolitana y la zona de Sierra Nevada. La nevada fue intensa y duradera, de más de dos horas, lo que hizo que pudiera cuajar. Sobre las tres de la tarde paró dejando ya visible la estampa blanca en la que se convirtió Granada y sus alrededores.

La nieve no causó incidencias graves pero sí afectó a las carreteras, sobre todo de montaña, y a la circulación, obligando incluso a cortar la subida a Sierra Nevada o el Puerto de la Mora. La estación de esquí tuvo que retrasar su apertura a las 12:30 horas por rachas muy fuertes de viento y se hizo una apertura parcial, con pistas y remontes concentrados en las zonas medias y bajas. Abrieron ocho remontes y 19 pistas con un total de 10,5 kilómetros esquiables. Las cadenas eran obligatorias desde muy abajo, desde el kilómetro 7 de la A-395, y a partir del 31 se cortó el acceso. A última hora de la tarde permanecía cortada la A-4030 que une Monachil con la estación y se seguían necesitando cadenas en la A-395 de acceso a Sierra Nevada.

El Puerto de la Mora también fue de los más afectados y hubo que cortar la circulación en ambos sentidos durante gran parte de la jornada. Según informó la Dirección General de Tráfico (DGT), la nieve obligó a cortar la autovía A-92 en Granada a partir del kilómetro 241. Se cortaron ambos sentidos llegando a estar afectados 40 kilómetros de esta vía que une Andalucía con el Levante, desde el punto kilométrico 241 al 282. A media tarde quedó restablecida la circulación. La carretera A-308 kilómetro 38, en el acceso a la A-92, también se cerró al tráfico.

Además, en la provincia la nieve impidió la circulación por la A-337 entre los kilómetros 19 y 38 , en La Calahorra (con tramos permitidos con cadenas pero restringidos para vehículos pesados); y en la A-341 a su paso por Zafarraya, así como en la A-4132, en Güéjar Sierra y la A-4154, en el tramo desde Loja a Ventorros de San José. En la carretera A-4132, en el municipio granadino de Busquístar, se obligaba al uso de cadenas entre los kilómetros 26 y 41, según detalló el 112. También se vio afectada la A-4132 en Trevélez, entre otros.

Por su parte, el centro coordinador del servicio de emergencias 112 recibió distintas llamadas de personas atascadas por la nieve en Ferreira, mientras que en Montefrío habían comunicado que estaban aislados, sin luz ni línea de teléfono. Los avisos también llegaron al 112 tras la nevada por dificultades para transitar por algunas calles de Granada capital, el Camino Real de los Neveros, y las cercanas poblaciones de El Fargue y Jun.

El temporal también afectó al transporte ferroviario. Según informó Adif, tuvo que cortarse el tráfico ferroviario entre Sevilla y las provincias de Málaga, Granada y Almería sobre las 15:00 horas en Arahal (Sevilla) por acumulación de agua en la vía. La circulación quedó interrumpida entre El Sorbito y Arahal, en la línea de Utrera a Fuente de Piedra, zona donde descarriló un tren el 29 de noviembre, en un accidente causado también por unas intensas lluvias y en el que se produjeron 37 heridos.

Mientras, la nieve dejaba estampas en la capital tiñendo de blanco el centro y monumentos como la Alhambra, más fotografiada ayer si cabe por lo inusual de su aspecto. En el conjunto monumental, según informaron a Efe fuentes del monumental más visitado de España, hubo algunas incidencias en las vías de subida y acceso aunque no tuvo que cerrarse al público ninguna zona exterior.

También se disfrutaron de bellos paisajes en el Albaicín o en el Paseo del Salón, entre otros, siendo la nieve el mejor regalo de Reyes para mayores y niños, que disfrutaron de un presente extra: poder hacer muñecos de nieve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios