Andalucía

No era pesca; era narcotráfico

  • Un alemán y un estadounidense fingían dedicarse al ocio en su embarcación cuando en realidad planeaban el desembarco de 320 kilos de cocaína en El Rompido

Comentarios 3

Lo que en principio tenía visos de ser una simple intervención de auxilio a un barco acabó convirtiéndose en un nuevo golpe al narcotráfico. El radar de una patrullera de la Guardia Civil dio la voz de alarma. Se encontraba realizando una vigilancia rutinaria en la zona del Río Piedras en Huelva, cuando un velero de bandera del Reino Unido, de nombre Teachers Pet y sin mástil, les llamó la atención.

Los tripulantes levantaron las sospechas de los agentes cuando, al percatarse de su presencia y en el momento en el que la embarcación de la Guardia Civil iluminó el velero, el patrón dejó la caña con la que supuestamente estaba pescando y se dirigió al interior para tratar de esconder la droga. Los tripulantes "se pusieron nerviosos" y "no tuvieron tiempo de deshacerse de la cocaína", indicó el jefe de la Comandancia. Los paquetes, de 20 kilogramos, se encontraban escondidos entre el camarote y otras zonas de la proa y la popa del velero. Se estima que el valor en el mercado de este alijo de cocaína aprehendido podría alcanzar los 12 millones.

Los detenidos son dos ciudadanos extranjeros, un alemán y un norteamericano, de 36 y 45 años, respectivamente, a los que se les imputa un presunto delito contra la salud pública y contrabando. El Juzgado de Instrucción número 4 de Huelva ha ordenado su ingreso en prisión, y la investigación continúa abierta.

No era la primera vez que Teachers Pet navegaba por aguas onubenses. Según los investigadores, en mayo estuvo atracado en un puerto deportivo de la provincia desde el que luego partió al Atlántico. Antes de recalarde nuevo en la costa andaluza, hace tan sólo una semana, hizo escala en Lanzarote, sin que de momento la Guardia Civil haya podido concretar la procedencia de la droga, aunque sospecha que la pudo coger en alta mar o en algún punto de África o Suramérica.

A pesar de esta importante operación, hasta el momento Huelva no destaca por ser una puerta de entrada de cocaína -los narcos prefieren su transporte vía aérea-, según afirmó ayer el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de esta provincia, José Antonio Hurtado. De hecho, en 2008 tan sólo fueron aprehendidos 4.000 kilos de esta droga, frente a 87.000 kilos de hachís.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios