Andalucía

Los secretarios provinciales del PSOE empiezan a dar su aval a Griñán como líder del partido

  • Córdoba y Málaga defienden al presidente andaluz como el mejor secretario general

Faltan todavía tres años para que Manuel Chaves abandone la secretaría general del PSOE-A, pero en el partido ya empiezan a moverse las primeras fichas para avalar la candidatura del que él mismo perfiló como su posible sucesor, José Antonio Griñán. La pasada semana fue el vicesecretario general socialista, Luis Pizarro, quien dio el visto bueno a esta elección, justificada tanto en su valía como en la conveniencia de que el cargo de presidente autonómico y el liderazgo del partido recaiga en una misma persona. Entonces, Pizarro ya apuntó que había consenso en torno a Griñán entre las filas socialistas, y esta semana se han visto los primeros pronunciamientos.

Quien abrió fuego el miércoles fue el secretario general cordobés, Juan Pablo Durán, que, en un guiño a quien ocupa escaño por esta provincia, le defendió como el "mejor" aspirante a ostentar el control del Gobierno andaluz y del partido. Durán consideró que "lo razonable" es que se siga el esquema de funcionamiento habido hasta ahora y evitar la bicefalia, y que sea Griñán quien asuma el timón en estos dos ámbitos de poder. En la misma línea se pronunció ayer su homólogo malagueño, Salvador Pendón, quien se mostró convencido de que no sólo es "magnífico" sucesor de Chaves al frente de la Junta, sino que también lo será como secretario general .

En la última Ejecutiva regional del PSOE, celebrada el pasado 16 de julio, Manuel Chaves anunció su intención de dejar de ser el número uno del partido, y situó en la carrera por el relevo a Griñán, quien ante esta posibilidad afirmó que una vez aceptó presidir el Gobierno andaluz, lo hizo "con todas sus consecuencias, y si esa es una, también".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios