Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Andalucía

La senadora Sandra García será nombrada delegada del Gobierno

  • Ex alto cargo en la Junta, fue delegada del Ejecutivo andaluz en Granada en la última etapa de Susana Díaz como presidenta

Susana Díaz, acompañada por Sandra García en un acto en Granada. Susana Díaz, acompañada por Sandra García en un acto en Granada.

Susana Díaz, acompañada por Sandra García en un acto en Granada. / Efe

La renovación en gran parte de las delegaciones del Gobierno en las comunidades afecta también a Andalucía. Lucrecio Fernández dejará el cargo en manos de la senadora granadina Sandra García, que hoy será designada como representante del Ejecutivo en la región en la reunión semanal del Consejo de Ministros.

García salió elegida como representante socialista en la Cámara Alta el pasado abril y repitió después en noviembre. En Granada no se libró la batalla orgánica por las listas que sí se complicó en Sevilla o Cádiz por un pulso entre las direcciones regional y federal en estos dos territorios. La dirección provincial del PSOE nazarí pactó con Ferraz las listas, pero no hace tanto que García formaba parte de la estructura del Gobierno andaluz de Susana Díaz, ya que fue la delegada el Ejecutivo regional en Granada hasta que PP y Ciudadanos llegaron al poder en San Telmo.

La designación de esta senadora como delegada del Gobierno en Andalucía concede credibilidad a las tesis que defienden que la relación entre Susana Díaz y Pedro Sánchez pasan por un buen momento, hasta el punto de que han mantenido comunicaciones en las últimas semanas a cuenta de la crisis generada por las protestas de los agricultores.

Según adelantó El Confidencial, la dirección federal socialista consultó con la regional el perfil de García para sustituir a Lucrecio Fernández. La actual senadora había sido antes un alto cargo en la Consejería de Turismo y delegada de varias consejerías en Granada, antes de convertirse en la responsable del Gobierno andaluz en dicha provincia, donde nació en 1972 y en cuya universidad estudió Ciencias Políticas.

El puesto de delegado del Gobierno en Andalucía ha adquirido peso político en los últimos años. Ya ocurrió con la Administración del PP, en la que Antonio Sanz, actual viceconsejero de Presidencia, dio prestancia al cargo. Su sucesor fue Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que abandonó el despacho en la Plaza de España de Sevilla para ir en las listas del PSOEa las elecciones de 2019. Ahora es vicepresidente del Congreso, por lo que fue Lucrecio Fernández, que ya estaba en el organigrama, quien se encargó de su tarea.

La intención del Ejecutivo de coalición es mantener este carácter político de los delegados del Gobierno en las regiones, que se renovarán en gran parte mañana. En Andalucía, este perfil es más importante si cabe, pues el Gobierno regional de PP y Ciudadanos centra gran parte de su acción política en la confrontación con la Administración estatal que controlan PSOE y Unidas Podemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios