agresión sexual

Investigan una violación en un instituto de Barcelona

  • Los padres de un menor con asperger denuncian a cuatro de sus compañeros de 14 y 15 años

Padres y alumnos a las puertas de un instituto de educación secundaria. Padres y alumnos a las puertas de un instituto de educación secundaria.

Padres y alumnos a las puertas de un instituto de educación secundaria. / M. G.

Los Mossos d’Esquadra investigan un supuesto caso de acoso sexual y agresión a un menor por parte de un grupo de compañeros de instituto de Vallirana (Barcelona), que su familia denunció en diciembre del pasado año.

Según informaron fuentes cercanas al caso, la familia del menor denunció ante los Mossos el 17 de diciembre pasado que el chico había sido violado por un grupo de cuatro alumnos de tercero de ESO de entre 14 y 15 años de edad.

En la denuncia, que fue ampliada en enero de este año y que refleja que el niño padece el síndrome de Asperger –un trastorno del ámbito del autismo–, los padres de la víctima también relatan que el menor había sido objeto de insultos y amenazas por parte de sus compañeros del instituto de Vallirana, hasta que finalmente el niño abandonó el centro el pasado mes de febrero.

La Oficina de Atención al Menor de los Mossos d’Esquadra mantiene abierta la investigación sobre esta denuncia por agresión sexual, en colaboración con la Fiscalía de Menores. Los hechos ocurrieron en el Colegio del Roser de Vallirana (Barcelona), un centro concertado que ofrece educación infantil, primaria y ESO. Fuentes del equipo directivo del centro educativo confirmaron a Efe que tuvieron conocimiento de la presunta agresión el pasado noviembre de 2018.

A partir de ese momento, el centro de enseñanza afirmó que se aplicaron los protocolos que están establecidos en caso de acoso escolar y que pusieron el caso en conocimiento de la Inspección de Educación.

Las mismas fuentes rehusaron ofrecer más detalles sobre el caso, argumentando que se encuentra bajo secreto del sumario, aunque reconocieron que siguieron los protocolos reforzaron las medidas de protección a la víctima.

El Ayuntamiento del municipio barcelonés de Vallirana difundió un comunicado condenando "la violencia y cualquier tipo de violencia" y en el que aseguró que "desde que tuvieron conocimiento de los hechos se pusieron a disposición de la familia y el centro", adelantó La Vanguardia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios