Turismo

Tradición y disfrute en las XV jornadas medievales de Alanís

  • Según Rodríguez Villalobos, “productos como este certamen medieval contribuyen a que la provincia haya atendido un 12,31% más de turistas en el primer semestre del año”

Imágenes del presidente de la Diputación y la alcaldesa de Alanís en la presentación de las Jornadas Medievales de la Sierra Morena sevillana. Imágenes del presidente de la Diputación y la alcaldesa de Alanís en la presentación de las Jornadas Medievales de la Sierra Morena sevillana.

Imágenes del presidente de la Diputación y la alcaldesa de Alanís en la presentación de las Jornadas Medievales de la Sierra Morena sevillana.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mantenido una entrevista con la alcaldesa de Alanís, Eva Cristina Ruiz, quien le ha informado sobre las XV Jornadas Medievales de la Sierra Morena de Sevilla, una vez que la edil ha presentado en la Casa de la Provincia el cartel y la programación de este evento, que se celebrará entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre en esta edición y que está absolutamente consolidado como un encuentro turístico, cultural y comercial de gran importancia en la provincia.

“Estamos ante un producto turístico esencial para asentar las bases de la provincia como destino destacado para el turismo de interior”, opina Villalobos. “Un producto, este certamen medieval de Alanís, que además ha sido uno de los eventos turísticos tematizados pioneros en la provincia, que contribuye decisivamente al incremento de nuestros visitantes”.

Según explica el presidente provincial, “la Oficina de Información de Turismo de la Provincia, que depende de la Diputación a través de Prodetur, ha atendido este primer semestre del año en sus céntricas instalaciones de la Plaza del Triunfo a un total de 380.319 turistas, lo que supone un 12,31% más que en el mismo periodo de 2007. De este total de turistas atendidos, un 67,5% proceden del extranjero, mientras que el 32,4% restante son residentes nacionales”.

Por otra parte, según los datos de la Oficina de Turismo, de este último porcentaje, el de los turistas de origen nacional, destacan los que residen fuera de la comunidad autónoma, con un 25%, seguidos, ya muy de lejos, por los turistas de la propia provincia sevillana, que alcanzan un 4,7%; y en un 2,6% por residentes del resto de Andalucía.

En cuanto a los turistas residentes en el extranjero, la mayoría de los atendidos en esta oficina de Turismo de la Provincia procedían de Francia, en un 24%; seguidos por los residentes en Alemania, con un 15,5%; y por los procedentes de Italia, que ocupan un 10% del total.

En la práctica totalidad de los casos (más del 99%) el principal motivo de la visita a Sevilla es el ocio, siendo la información o el material más demandado los relacionados con la oferta complementaria. Los meses de más tráfico de visitas en esta oficina de información turística de la Diputación han sido, por este orden, abril, mayo y marzo.

Patrimonio y Comercio

La alcaldesa de la localidad sevillana de Alanís, Eva Cristina Ruiz, por su parte, ha explicado al presidente de la Diputación que las XV Jornadas Medievales de la Sierra Morena Sevillana se celebra este año entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre, en distintos emplazamientos del municipio.

“El alma de esta celebración es el pueblo, todos los vecinos y vecinas, que se transforman, cuidando cada detalle y realzando los espacios más emblemáticos, como son las plazas de la Salud y del Ayuntamiento, el Castillo o la Ermita de San Juan Bautista. Nuestro patrimonio monumental y nuestro acervo identitario, como alicientes para el desarrollo de nuestra economía y nuestro comercio local y como aliciente para el turismo”, ha dicho Ruiz.

Las Jornadas Medievales de la Sierra Morena de Sevilla se han consolidado como encuentro turístico, cultural, comercial y artesanal de gran importancia en la comarca, con cifras de visitantes en progreso. Un evento que, además, busca promocionar las formas de producción de las empresas de la zona, convirtiéndolas en el reclamo para un turismo de interior, que se ha revelado como alternativa de desarrollo económico complementaria a los sectores más tradicionales.