Ocio y Cultura

Umbretum, IV Premio ‘Vinos y Licores del a Provincia’

  • El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, entregó los premios y destacó el impulso innovador de las bodegas y destilerías del territorio

El presidente de la Diputación de Sevilla, en el centro, con los premiados. El presidente de la Diputación de Sevilla, en el centro, con los premiados.

El presidente de la Diputación de Sevilla, en el centro, con los premiados.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, presidió el jueves la entrega de la cuarta edición del Premio a los Mejores Vinos de la Provincia, en un acto que también contó con la participación del presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus. El evento se celebró en el Consulado de Portugal, con la asistencia de alcaldes y concejales de la provincia y numerosos representantes del mundo empresarial, la cultura, la comunicación, profesionales del sector turístico y agentes sociales.

Este Premio tiene como objetivo propiciar un mayor conocimiento de los vinos que se producen en el territorio sevillano y fomentar su consumo, así como promocionar la cultura enológica en la provincia como experiencia turística. Este año, como novedad, además, integra el reconocimiento a los mejores licores tradicionales.

Los mejores vinos y licores de la provincia de Sevilla 2019. Los mejores vinos y licores de la provincia de Sevilla 2019.

Los mejores vinos y licores de la provincia de Sevilla 2019.

A la convocatoria del Premio han podido optar los participar todos los vinos y licores que se producen en la provincia de Sevilla. De esta manera, la cata ha distinguido entre las cinco categorías siguientes: vinos blancos tranquilos y espumosos; vinos tintos tranquilos; vinos de licor, aromatizados y vinos dulces; vinos singulares de la provincia de Sevilla, y licores tradicionales.

Así, el IV Premio Vinos y Licores de la Provincia de Sevilla fue otorgado a Umbretum Reserva Familiar, de Bodegas Salado, como mejor vino blanco; Lincesa Madera 2017, de Bodegas Viña Las Colonias de Galeón; como mejor vino tinto; M de Salado, de Bodegas F. Salado, en la categoría de vinos singulares; Elixir la Flor de Utrera. Licor Canela 36, de Destilería La Flor de Utrera, como mejor licor tradicional; y Yo Solo, de Bodegas Halcón, en la categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces. Además, se han concedido 7 medallas (3 de oro y 4 de plata) a los siguientes vinos y licores: Carioco Oloroso, de Bodegas Blanco (medalla de oro, en la categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces); Lebrija Old 1986, de Bodegas González Palacios (medalla de oro, en la categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces ); Anís Dulce la Violetera, de Anís La Violetera (medalla de oro, en la categoría de licores tradicionales); Promesa de Rocío, de Bodegas Alcaria (medalla de plata, en la categoría de vino blanco); Turdetano Blanco Roble 2017, de Bodegas F. Salado (medalla de plata, en la categoría de vino blanco); Pagos de Fuente Reina Tinto 2016, de Bodegas Fuente Reina (medalla de plata, en la categoría de vino tinto); Overo 2016, de Bodegas González Palacios (medalla de plata, en la categoría de vino tinto).

Villalobos con las siete medallas entregadas en el certamen. Villalobos con las siete medallas entregadas en el certamen.

Villalobos con las siete medallas entregadas en el certamen.

La entrega de premios sucedió al fallo del jurado, integrado por 22 reconocidos enólogos, sumilleres, críticos gastronómicos y periodistas especializados que, tras una cata ciega que se celebró el pasado 21 de marzo, en la sede de la Diputación, seleccionó los mejores vinos y licores sevillanos de 2019, entre todos los presentados al concurso, en total, 72 candidaturas (19 vinos tintos; 14 vinos blancos; 21 vinos de licor; 15 licores tradicionales y tres vinos singulares) procedentes de 19 bodegas y destilerías de 11 municipios.Durante su intervención, Rodríguez Villalobos destacó que este sector ha venido “determinado” por el impulso de una nueva generación de empresarios y empresarias, que han sabido encontrar en la innovación “la herramienta para proyectarse y crecer”.

“Que los vinos y licores sevillanos sean cada vez más conocidos. Y, por tanto, valorados en su justa medida. Y, en consecuencia, cada vez más demandados. Y seguiremos insistiendo. Seguiremos apostando por este sector y su potencialidad como reclamo turístico para el destino”, añadió el presidente de la Diputación en otro momento de su discurso, en el que también se mostró “convencido” de que el sector agroalimentario y el turismo “pueden complementarse y beneficiarse mutuamente”.

El presidente de la CES, Miguel Rus, resaltó la relevancia del sector vinícola en nuestro país desde el punto de vista económico, social y cultural, así como la importancia del sector exterior en el negocio del vino, indicando que la producción de este producto en 2018 ha estado por encima de los 45 millones de hectolitros, “un 12% más que la media de las últimas cinco campañas”, dijo. Para Rus, estos datos, “unidos al incremento de la valoración de los vinos españoles fuera de nuestras fronteras, son lo suficientemente significativos –apuntó– para ser valorados positivamente por un sector que ve con preocupación las consecuencias futuras del Brexit”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios