Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Cultura

Noches de cinefilia gourmet en el programa ‘Asómate al Patio’

  • El Cine de Verano de la Diputación amplía su calendario este año para seguir ofreciendo las mejores películas de 2017 y 2018, además de algún clásico inolvidable

Una imagen del Patio de la Diputación Provincial de Sevilla justo antes de que comenzara la programación del Cine de Verano de 2018. Una imagen del Patio de la Diputación Provincial de Sevilla justo antes de que comenzara la programación del Cine de Verano de 2018.

Una imagen del Patio de la Diputación Provincial de Sevilla justo antes de que comenzara la programación del Cine de Verano de 2018.

Palomitas, brisa fresca, oscuridad... y una buena película. Estos ingredientes están presentes cada noche en el número de magia cinematográfica que se proyecta en Asómate al Patio, el Cine de Verano de la Diputación Provincial de Sevilla. “La asistencia media es de 550 espectadores por día”, detalló el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, en la presentación de la cartelera de este año.Como principal novedad, la programación se adelantó 15 días respecto a otros años “debido a la demanda o petición popular”, aseguró Villalobos, por lo que el público puede disfrutar de 87 días de cine, en pases de lunes a domingo, con un total de 62 películas proyectadas (nueve en junio, 31 en julio, 31 en agosto y 16 en septiembre), 13 en Versión Original Subtitulada en Español (VOSE), 12 españolas, 12 comedias y 25 dramas. Se mantiene intacto el precio de las últimas ediciones (4 euros), la hora (22:15), el sistema de proyección digital, la pantalla de grandes dimensiones y el ambigú.

El precio de la entrada es de 4 euros y la hora de comienzo de los filmes, las 22:15

Hoy domingo, los amantes del cine tienen una cita ineludible con The Square (Ruben Östlund, 2017) en VOSE, la ganadora del Festival de Cannes 2017 que propone un humor modulado en inesperadas formas de incomodidad en unas secuencias inolvidables. Mañana lunes, dos actrices en estado de gracia, Bárbara Lennie y Susi Sánchez, protagonizan un tour de force interpretativo y desgarrador en La enfermedad del domingo (Ramón Salazar, 2018), un filme sobre el abandono y las heridas, siempre abiertas, que supuran en algunas relaciones maternofiliales. Y el martes, la Diputación ha programado The disaster artist (James Franco, 2017), que narra la historia real de la producción de la película The Room, que ha sido considerada como una de las peores películas de la historia. Dirigida en 2003 por Tommy Wiseau, The Room se ha estado proyectando en salas -completamente llenas- por toda Norteamérica desde hace más de una década. The Disaster Artist es una comedia sobre dos inadaptados en busca de un sueño. Cuando el mundo los rechaza, deciden hacer su propia película, un filme maravillosamente espantoso gracias a sus momentos involuntariamente cómicos, sus tramas dispersas y sus terribles interpretaciones. Tras ganar el Globo de Oro en enero de este año, James Franco fue acusado de acoso sexual por parte de cinco actrices, escándalo que provocó su exclusión de las candidaturas al Óscar.

James Franco, gustándose en una escena de ‘The disaster artist’, marginada en la última edición de los Óscar. James Franco, gustándose en una escena de ‘The disaster artist’, marginada en la última edición de los Óscar.

James Franco, gustándose en una escena de ‘The disaster artist’, marginada en la última edición de los Óscar.

Siguiendo cronológicamente con la excelente programación del Cine de Verano, el miércoles se podrá ver una cruda película sobre el racismo: Detroit (Kathryn Bigelow, 2017). En julio de 1967, graves disturbios raciales sacudieron la ciudad del motor, en el estado de Michigan. Todo comenzó con una redada de la policía en un bar nocturno sin licencia, que acabó convirtiéndose en una de las revueltas civiles más violentas de los Estados Unidos. Los incidentes más graves ocurrieron en el motel Algiers, cuando miembros de la policía y la Guardia Nacional acudieron ante unos disparos de un arma de fogueo.

Agnès Jaoui (Antony, 1964), actriz, guionista, directora y cantante francesa de origen judío tunecino, es la protagonista de 50 primaveras (Blandine Lenoir, 2017), que se proyecta el jueves, día 9 de agosto. Aurore Tabort está separada, acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años, su vida parece estar estancada, pero, cuando se encuentra por casualidad con un antiguo amor de juventud, se produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida.

El viernes, los amantes de la comedia y los deportes no se pueden perder La batalla de los sexos (Jonathan Dayton, Valerie Faris, 2017), un filme que cuenta la rivalidad existente entre el ex tenista profesional, de 55 años, Bobby Riggs, interpretado por el polifacético Steve Carell, y su oponente de 29 años de edad, la carismática tenista Billie Jean King, a la que da vida la oscarizada Emma Stone, quienes se enfrentaron en un partido legendario en 1973.

El sábado, día 11 de agosto, la Diputación de Sevilla tiene previsto proyectar un filme francés sobre la educación y sus prejuicios llamado Una razón brillante (Yvan Attal, 2017), con Daniel Auteuil como gran estrella.

Los mitos del cine Cary Grant e Ingrid Bergman en la obra maestra de Hitchcock ‘Encadenados’. Los mitos del cine Cary Grant e Ingrid Bergman en la obra maestra de Hitchcock ‘Encadenados’.

Los mitos del cine Cary Grant e Ingrid Bergman en la obra maestra de Hitchcock ‘Encadenados’.

Y el domingo, los verdaderos apasionados del cine tienen que ver el clásico Encadenados (Alfred Hitchcock, 1946), una de las muchas obras maestras que hizo el genio del suspense (una injusticia absoluta que nunca ganase el Óscar) a lo largo de su dilatada trayectoria. Encadenados cuenta la siguiente historia: tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el padre de Alicia Huberman (Ingrid Bergman), un espía nazi, es condenado por traición contra los Estados Unidos. Después del juicio, Alicia da una fiesta en la que aparece un apuesto desconocido llamado Devlin (Cary Grant). Se trata de un agente de los Servicios de Inteligencia que reclama su colaboración para atrapar a Alexander Sebastian, el cerebro de los nazis en Brasil. Al principio se muestra reacia, pero finalmente accede, sobre todo, porque se ha enamorado del atractivo agente americano. Una vez en Brasil, Alicia se gana la simpatía de Sebastian y se va a vivir a su casa. Pero su implicación en el asunto acaba poniendo en peligro su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios