Infraestructuras

El equipamiento vial, pieza clave para la seguridad en la carretera

  • La diputada Asunción Llamas asegura que “las diputaciones tenemos la obligatoriedad de mantener las carreteras para conservar la capilaridad en el territorio”

Asunción Llamas, en la inauguración del seminario sobre seguridad y equipamiento vial. Asunción Llamas, en la inauguración del seminario sobre seguridad y equipamiento vial.

Asunción Llamas, en la inauguración del seminario sobre seguridad y equipamiento vial.

En el marco de esta acción formativa, dirigida a técnicos y responsables políticos de entidades locales del ámbito de las infraestructuras, la seguridad vial, la movilidad sostenible y el transporte, se resaltó la importancia del equipamiento vial “como pieza clave para la seguridad de conductores y peatones en la carretera”.

Llamas, en su alocución, expresó que la seguridad vial empieza desde que “nos subimos al vehículo, ya sea en un pueblo o ciudad y en los entornos urbanos, son los ayuntamientos los encargados de este asunto, a lo que se une, en el caso de las diputaciones, la obligatoriedad de mantener las redes provinciales de carreteras, para conservar la capilaridad en el territorio”.

Asimismo, explicó que desde la Diputación, en los últimos cuatro años, “hemos invertido 41,54 millones de euros en la red viaria provincial”. Por una parte, en 2014 con la inversión de 13,5 millones y, en 2017, con casi 21 millones para carreteras. De ese total, 31,5 millones se destinaron a mejoras en seguridad, señalización, travesías, conservación y carriles bici, que llegaron de la mano del Plan Supera.En ese eje inversor se unió en su momento el programa de conservación de vías provinciales, con carácter bianual. Esta iniciativa divide la provincia por zonas y, cada año, destina de media más de dos millones de euros para mantener la red secundaria de carreteras.

La diputada provincial ha enfatizado, en el trabajo realizado entre 2016 y 2017 en vías locales singulares, a través del Plan de Reducción de Déficits Locales, así como en el esfuerzo que se realiza desde la Diputación para introducir las nuevas tecnologías de la información en la gestión de las carreteras. De eso habla el inventario digitalizado de carreteras, que se está gestionando desde el Gobierno provincial, así como el mapa estratégico, que sirve para ejecutar un plan de acción contra el ruido en carreteras provinciales que tengan un tráfico superior a 3 millones de vehículos al año.

Finalmente, Llamas afirmó que “desde la Diputación nos tomamos muy en serio que las carreteras mantengan un buen estado de sus firmes y una señalización que permita mantener la actividad económica fluida en los territorios”.

En el Seminario se habló de señalización vertical y horizontal, de sistemas de contención, de iluminación de las vías y de pantallas y dispositivos antirruido. Un completo programa que ya han acogido otras ciudades como Ourense, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios