Naturaleza

Un hogar privilegiado para las aves

  • Patrimonio. La Cañada de los Pájaros, en La Puebla del Río, es una Reserva Natural privada que fomenta el cuidado y conservación de miles de aves, algunas en peligro de extinción.

Existe en Sevilla un paraíso humedal, dominado por aguas y poblado por aves. Donde la ornitología se muestra en el más alto de sus rangos de esplendor, ubicado en la ya denominada Reserva de la Biosfera de Doñana, a las puertas de las marismas de La Puebla del Río y a no más de 30 kilómetros del núcleo urbano sevillano. La Cañada de los Pájaros se nos presenta como uno de esos lugares de nuestra provincia a los que la visita es poco menos que obligada.

Hablamos de un centro totalmente privado, nacido bajo un tesón y dedicación extraordinarias, las que convirtieron una gravera abandonada con la única vegetación de eucaliptos en la primera Reserva Natural concertada de todo el territorio nacional, ejemplo de restauración ambiental y hogar estacional de más de 200 especies de avifauna, muchas de ellas protegidas y otras tantas en peligro crítico de extinción.

El influjo de Maribel Adrián, administradora de la reserva, fue el paso principal para que hoy nuestra provincia pueda disfrutar de un humedal de tan importante biodiversidad. Esta bióloga adquirió la finca en 1987, y durante tres años realizó arduas labores de restauración del paraje, a sabiendas del interesante potencial por su posición respecto a Doñana y a las rutas migratorias y a que con el tiempo se habían consolidado humedales y aves con querencia al lugar. "Pensamos que limpiando, eliminando los eucaliptos y restaurando con vegetación autóctona y con un manejo adecuado del hábitat podía convertirse en un lugar de referencia y en un espacio vital, o al menos importante, para las aves", afirma Maribel.

Una de las apuestas principales, presente en sus fundamentos, fue la educación ambiental, hoy día vigente. "Pensamos que este lugar era idóneo para dar a conocer la gran variedad de aves de Doñana, de España y de Europa, su problemática o su alimentación". En más de dos décadas han sido miles los escolares que han pasado por sus senderos. La visita de educación ambiental siempre es guiada, con monitores especializados, y consiste en un amplio recorrido por toda la reserva y visita al aula de la naturaleza. "Si no se conoce, no se puede proteger, pero no solo las aves sino el comportamiento del ser humano en la naturaleza".

Otras de las modalidades para disfrutar de tan excelso paisaje puede ser la visita libre, que puede realizarse cualquier día del año en horario de 10:00 al anochecer. La entrada sirve para todo el día, se puede visitar el recinto, pasear por las sendas que discurren entre los humedales, equipados con zonas de descanso y observatorio para disfrutar de las vistas a la gran laguna principal.

No obstante, la Cañada de los Pájaros también ofrece otras alternativas que podrían ser una buena elección turística y gastronómica, como son la posibilidad de degustar una suculenta comida marismeña, en un mesón rural con vistas a la laguna, o disfrutar de un fin de semana en total contacto con la naturaleza, en el alojamiento rural totalmente equipado del que disponen.

Servicios extras que sustentan un enclave en "situación de supervivencia", según se extrae de las declaraciones de su propietaria, ya que es un centro eminentemente privado, sin ayudas ni subvenciones, que depende de las visitas de particulares y colegios para poder seguir manteniendo el espacio, aves y muchos programas de conservación, dado que este último es el objetivo prioritario que se marcaron hace dos décadas, y que hasta la fecha cumplen con creces.

Una forma de vida sostenible y en plena conexión con el medio, "estamos entregados a preservar este espacio para aves y humanos que quieran disfrutarlas y aprender con ellas. Nos sentimos privilegiados de poder ver salir el sol y ocultarse, que cada día nos ofrece una imagen distinta, pero es un esfuerzo constante y diario, es estar al pie del cañón, es una lucha constante". La que les ha valido para convertirse en lugar de referencia nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios