Aquí la Provincia

Tres jóvenes detenidos en Utrera por estafar con la venta de 'gangas' en internet

  • Los agentes de Policía de Murcia comenzaron la investigación y han arrestado a los presuntos autores de la estafa, tras defraudar a más de 50 personas y defraudar más de 50.000 euros

  • En la mayoría de los casos se trataba de móviles de alta gama y ordenadores

Agentes de la Policía Nacional durante una detención. Agentes de la Policía Nacional durante una detención.

Agentes de la Policía Nacional durante una detención. / Policía Nacional

Tres jóvenes de entre 18 y 22 años han sido detenidos en Utrera por agentes de la Policía Nacional de Murcia. El motivo de su detención es que son presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa y falsificación documental, tras engañar a más de 50 personas de toda España, por lo que el montante de lo defraudado asciende a más de 50.000 euros. Continúa abierta la investigación y no se descarta nuevas denuncias.

La investigación policial comenzó en Murcia el pasado mes de marzo al recibir la Policía las primeras denuncias de usuarios de conocidas plataformas de compra y venta online de artículos, que no le habían llegado. 

Una de las víctimas denunció una estafa relacionada con la compra de un determinado ordenador portátil por valor de 915 euros en relación a un anuncio observado en una conocida página de internet de compra y venta.

El grupo de delitos tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de la Región de Murcia determinaron que el autor de los hechos denunciados operaba, junto a dos más, formando un grupo criminal organizado tanto en la ejecución de las ventas fraudulentas como en la gestión del cobro de las distintas transferencias de dinero.

'Modus operandi'

El 'modus operandi' de los detenidos, en la mayoría de las ocasiones, eran sobre supuestas gangas con las que habían engatusado a las víctimas. Los detenidos ofrecían la venta de los productos, solicitando el pago del producto por adelantado y vía transferencia bancaria. Sin embargo, no realizaban el posterior envío del objeto adquirido.

Los productos que ofertaban eran ordenadores y teléfonos móviles de última generación, que anunciaban a través de los portales de compraventa de artículos entre particulares. De manera que utilizaban al menos cuatro números de teléfonos diferentes y concretaban la venta mediante una aplicación de mensajería instantánea.

Para concluir el engaño y darle mayor credibilidad a los que se interesaban por alguno de los artículos ofertados le llegaban a crear perfiles falsos en la aplicación de mensajería utilizando el DNI de anteriores víctimas que ellos solicitaban a los compradores, así como fotos actuales tipo "selfie", para verificar su identidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios