Farruquito en la Bienal 2018

"Hay una visión estrecha de mí; yo no soy sólo la soleá de mi abuelo"

  • El bailaor sevillano regresa hoy a la Bienal y al Teatro de la Maestranza con una especie de "autorretrato" bailado

El bailaor y coreógrafo Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito (Sevilla, 1982). El bailaor y coreógrafo Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito (Sevilla, 1982).

El bailaor y coreógrafo Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito (Sevilla, 1982). / Sophie Mühlen / Efe

Comentarios 6

Sus participaciones en las tres últimas ediciones lo confirman como uno de los grandes clásicos de la Bienal de Flamenco de Sevilla, no en vano su ciudad natal. Ganador del Giraldillo al Baile en 2014 por Pinacendá("Andalucía" en el dialecto gitano), e igualmente vitoreado en 2016, edición en la que preparó el multitudinario flashmob que se llevó a cabo a los pies de la Giralda para celebrar el comienzo de la cita, en la que luego presentaría Baile moreno, un homenaje a su padre, el cantaor Juan Fernández Flores El Moreno, Juan Manuel Fernández Montoya,Farruquito, regresa hoy al Teatro de la Maestranza y al festival más importante del calendario flamenco. Y lo hace con un espectáculo, reconoce el bailaor y coreógrafo, que es "lo más parecido a un autorretrato mediante el baile que he hecho hasta ahora".

"Es verdad que éste es un terreno ya conocido para mí, pero siempre es un motivo para estar contento. Además, el Maestranza es un teatro grande, no por conocerlo deja de imponer cuando te plantas en su escenario, y siempre te pones un poquito nervioso", reconoce Farruquito, que nos atiende minutos después de realizar el último ensayo previo a la gran cita, esta tarde a las 20:30.

"Llego con más ganas que nunca, y aunque esto es algo que siempre se dice, lo digo de verdad. Por eso creo que va a salir todo muy bien", añade el artista, que ya presentó esta espectáculo, titulado como él mismo, Farruquito, el pasado mes de julio en el Jardín Botánico de la Universidad Complutense de Madrid. "No es un estreno absoluto, pero para mí como si lo fuera, porque siempre tuve en mente un teatro para este proyecto", dice él.

"Los críticos de aquí se centran demasiado en la herencia de mi familia, no son capaces de ver más allá de eso"

"La gente a veces tiene una percepción un poquito estrecha de mí", afirma Farruquito sobre la razón por la que le apeteció retratarse en este espectáculo. "Muchos hablan sólo del baile por soleá que le recuerda a mi abuelo. Que está muy bien, porque mi abuelo [Antonio Montoya Flores Farruco] fue un genio, pero es que yo no he pretendido nunca imitarlo. Yo aspiro a dejar un sello, mejor o peor pero el mío, y creo honestamente que aporto otras maneras y otros colores al baile... pero los críticos, sobre todo los de aquí, los de mi tierra, se centran demasiado en la herencia de mi familia, y me da la impresión a veces de que no son capaces de ver más allá de eso".

"Y precisamente por eso empiezo este espectáculo con la soleá de mi abuelo, para seguidamente hacer la mía, a mi manera, para que la gente vea lo que yo pueda aportar a ese baile", continúa: "Lo que pretendo es mostrar mi forma de entender la música y el baile, y eso lo hago a través de una serie de momentos que yo llamo alegorías".

"Hay una en la que doy unas pinceladas sobre lo que representa el baile en mi familia, las fiestas en casa, el baile por alegrías, que es una parte lógicamente más abierta a la improvisación –explica–. O la alegoría del Cristo de los Gitanos, porque hubo una época en la que yo, por una promesa, hacía el recorrido de la procesión mirando al Cristo, todo el camino de espaldas a la gente. O una reflexión sobre las creencias, sobre una forma de vivir la fe más abierta, porque la religión, vivida de cierta manera, separa más que acerca a la gente... Pero esto no lo cuento con un discurso, simplemente son emociones que me inspiraron y que yo intento recrear en mi baile para para mostrar cómo soy verdaderamente".

Paco Vega (percusión), Polito (percusión y palmas), Barullo (baile y palmas), Yerai Cortés (guitarra), Melchor Santiago (bajo y piano), Mari Vizarraga y Antonio Villar (cante), Gema Moneo (baile) y Juan Parrilla (flauta) acompañarán al artista, que contará con Pitingo, Jorge Pardo y El Cigala como invitados de especiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios