Ricardo Pachón

"La situación ahora mismo la llamo Camarón de La Línea"

  • Implicado en la grabación de 'La leyenda del tiempo', entre otros hitos flamencos, el sevillano ofreció en el marco de la Bienal una clase magistral entre lo jondo y el rock.

Comentarios 1

Toda una vida dedicada a la música; no le apuntaron los focos del escenario, tampoco fue su lugar la sombra. Ricardo Pachón supo entender el ritmo del flamenco y de su historia; productor de La leyenda del tiempo, disco que marcó un cambio en el sonido de Camarón, trabajó desde los 70 junto a grandes artistas andaluces. Su sapiencia quedó manifiesta esta semana en el convento de Santa Clara, en una clase magistral organizada por la Fundación Autor de la SGAE.

-¿Qué percepciones extrae de lo vivido en su masterclass?

-Lo he enfocado como una experiencia personal. Es como la historia de mi vida de productor, un poquito de sentimental, porque ya está uno en unos años... Empecé a producir con Smash y Manuel Molina, y ya empezamos a hacer fusión. Ha sido una línea ininterrumpida que ha pasado por Lole y Manuel, Veneno, Camarón con La leyenda del tiempo y 11 discos más, Pata Negra con siete álbumes... Más tarde seguí con Diego Carrasco, Tomasito, La Macanita, Diego Amador, El Potito... Me ha supuesto reavivar recuerdos, recuperar cosas; he buscado películas, grabaciones... La gente joven que no conocía tanto este proceso ha disfrutado mucho, para mí esa es la recompensa.

-Vemos en la Bienal a Marina Heredia con Mónica Naranjo, a La Farruca con danza hindú. ¿Es consciente de la inflexión que trazó La leyenda del tiempo?

-Camarón era ya una figura imprescindible dentro del mundo gitano. Con La leyenda del tiempo se hizo un icono también para los rockeros y los aficionados al jazz e incluso a la música clásica. Creo que fue Gamboa quien dijo que había sido el Sargent Pepper del flamenco. Fue un disco bisagra que marcó el antes y el después. Camarón abrió las puertas del campo y mucha gente a partir de ahí ha tenido valor para empezar a crear fantasía. A lo mejor había cosas que no se atrevían a hacerlas, pero si lo ha hecho Camarón, pues ya tiraron para adelante.

-La industria del disco y las instituciones suelen llevar en volandas a los mitos cuando mueren. ¿Qué le ha ocurrido a Camarón?

-Me tocas un tema muy delicado. La situación ahora la llamo Camarón de La Línea. Camarón se ha escapado de su pueblo, de su gente y de ese entorno tan protegido y tan de Cádiz como es la isla de San Fernando. Se ha marchado a otro pueblo, a otras estructuras, a otras coordenadas. Ahora, los que están dirigiendo un poco la vida artística de este genio universal indiscutible son su familia de La Línea de la Concepción. Creo que no están a la altura de Camarón, él está muy por encima de todo lo que se está haciendo. Espero que, como a todos los genios inmortales, le llegue el cauce para que su obra se expanda; de momento, está muy reducida a España y, si me apuras, a La Línea.

-Porque este año se han cumplido 20 años de su muerte y no ha habido ninguna revolución, ¿no? ¿Esperamos a los 25?

-Eso ha dicho el Ayuntamiento de San Fernando, que, como no tenía dinero, iba a esperar a los 25 años... Yo no soy persona de efemérides, pienso que da igual. Camarón se murió con 41, pienso que los genios son eternos. Se celebran los centenarios, los cincuentenarios porque la gente quiere unirse para conmemorarlos, pero Camarón está por encima hasta de esas efemérides.

-No sé si pudo ver el homenaje a Camarón que se hizo en Fibes...

-No tuve el gusto de ser invitado, pero me he enterado de que no fue una cosa bien organizada. Por lo visto fue una propuesta de Javier Limón, que es un productor de prestigio; pero hubo problemas y se sustituyó la dirección de Limón por la de Luis Monge- hijo de Camarón- y Tomatito. Siendo buenos artistas, no creo que sean profesionales del espectáculo. He leído las críticas y la verdad es que lo ponen bastante mal por todos lados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios