Cádiz

Premio al IES Columela por fomentar la conciliación familiar y laboral

  • El centro educativo gana la primera edición del Cronos a la racionalización de horarios, convocado por el Área de Familia del Ayuntamiento de Cádiz

El IES Columela ha recibido el I Premio Cronos a la racionalización de horarios, convocado por el Área de Familia del Ayuntamiento de Cádiz. El director del centro, Francisco Luis Vaca Valera, recogió ayer el galardón de manos de la alcaldesa, Teófila Martínez.

Francisco Luis Vaca afirmó que es complicado racionalizar horarios para poder conciliar la vida laboral y familiar en un centro que abre de 7:30 a 22:15 y que su oferta educativa incluye ESO, Bachillerato, el Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), enseñanza de adultos y la prueba para Bachillerato para mayores de 20 años. Y más, teniendo que cambiar los horarios cada año. Pero es posible "aprovechando los recursos legales que tenemos, como la autonomía de gestión, y aprovechándonos de los servicios sociales siempre que lo necesitemos". Aseguró que una vez que lo han conseguido, los trabajadores "están todos contentos y funcionan mejor".

El director del centro señaló que el mérito era de todo un equipo y apuntó que "la labor de nuestro equipo directivo es de continuación con el anterior, potenciando lo que ya existía". También quiso resaltar la el trabajo de la jefa de estudios, Pepa Cancela.

Explicó que lo primero que se garantiza siempre es la formación del alumnado y, a partir de ahí, se componen los horarios de tal forma que aseguren la atención de alumnos y padres y la conciliación de la vida familiar y laboral de los profesores y el personal de servicio del centro.

"Parece simple, pero no lo es, porque también procuramos que los cursos no tengan siempre la misma asignatura al final, para que ese profesor no esté siempre hasta última hora, y que no haya dos horas seguidas de una misma asignatura", expresó. Y contó que una característica del IES Columela es que los horarios de tutorías de los profesores son flexibles, para que puedan adaptarse al de los padres y madres que trabajan.

Resaltó que todo esto era posible gracias al buen ambiente que hay en el centro, que hace posible que si alguien necesita un cambio, sea fácil conseguirlo. Y puso como ejemplo una auxiliar administrativa que es abuela y tiene que cuidar a sus nietos. "Llega antes al centro para que, cumpliendo su horario, pueda ir a recoger a sus nietos al colegio". También se refirió a dos docentes que son matrimonio y uno tiene turno de mañana y otro de tarde para poder atender a sus hijos.

"Con un buen horario, una buena distribución de profesores, personal de servicio y enseñanzas, buena voluntad y buenos profesionales, el instituto funciona muy bien", concluyó Francisco Luis Vaca.

El premio que recibió es una escultura de la artista Charo Soto, quien explicó que en su obra ha querido simbolizar el tiempo y la igualdad. Por eso creó un reloj de arena que dividió por la mitad, representando los dos miembros de la pareja, "que han partido su tiempo de la misma manera, han dividido sus responsabilidades y racionalizado su horario". Está hecha en bronce "porque es de color verde, el color de la esperanza, que es lo que nos hacer vivir y seguir trabajando en esta igualdad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios