Cine

Daniel Day-Lewis da las últimas puntadas de su carrera con 'El hilo invisible'

  • El actor se retira con su papel de un modisto en la nueva película de Paul Thomas Anderson, que llega hoy a los cines españoles

Daniel Day-Lewis y Vicky Krieps, en 'El hilo invisible'. Daniel Day-Lewis y Vicky Krieps, en 'El hilo invisible'.

Daniel Day-Lewis y Vicky Krieps, en 'El hilo invisible'. / d. s.

La actriz Vicky Krieps (Luxemburgo, 1983) es la gran sorpresa de El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson, donde junto a los veteranos Daniel Day-Lewis y Leslie Manville tiene un papel principal. "Empezamos a trabajar y un día se me acercó Paul y dijo: Es extraño, porque creo que es la primera vez que tengo una mujer protagonista", explicó.

El hilo invisible,que llega hoy a los cines españoles y tiene seis candidaturas al Oscar, narra la historia de amor-odio entre el famoso modisto inglés de mediados del siglo XX Reynolds Woodcock, interpretado por Daniel Day-Lewis, y la joven Alma, encarnada por Krieps, quien se convierte en su musa.

Paul Thomas Anderson (California, 1970), que ha sido nominado ocho veces a los Oscar sin haberse hecho aún con una estatuilla, aseguró que estos premios no cambian sus "intenciones" ni "la forma en la que se aproxima" a las cosas. "Sí que es algo genial, ya que más gente verá la película, estaremos en los cines durante tres semanas más, por ejemplo. Recibo más mensajes ahora que estoy nominado a los Oscar que antes", confesó.

Por su parte, Daniel Day-Lewis sí que sabe lo que es llevarse una estatuilla a casa. Lo hizo por Mi pie izquierdo; Pozos de ambición -dirigida por Anderson- y Lincoln. Sin embargo, y, según el propio actor, ya no rodará más películas después de El hilo invisible, título con el que pondrá fin a 47 años de carrera cinematográfica. "La verdad es que su decisión no es algo que me sorprenda", comentó Anderson.

Su papel de Woodcock es el de un divo de la moda y genio de la creación artística, rodeado de mujeres pero incapaz de comprenderlas. "Tiene relaciones complicadas con las mujeres y, al mismo tiempo, está rodeado por ellas, que son las que hacen el trabajo para él. Su hermana lleva el negocio, el espectro de su madre está en el ambiente. Así era el mundo de la moda. Probablemente, ahora esté más parejo, pero en los años cincuenta la mayoría eran mujeres", expresó Anderson. El director de Magnolia agregó que entiende el aislamiento de su personaje, su consagración casi sacerdotal al oficio, pero apunta que en su vida personal tiene una familia que le "importa más que hacer películas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios