Cine

Los Oscar vuelven a quedarse sin presentador

  • La Academia de Ciencias y Artes del Cine de Hollywood decide prescindir en su gala del maestro de ceremonias por segundo año consecutivo

El cómico, actor, guionista y productor Jimmy Kimmel, último presentador de la gala de los Oscar. El cómico, actor, guionista y productor Jimmy Kimmel, último presentador de la gala de los Oscar.

El cómico, actor, guionista y productor Jimmy Kimmel, último presentador de la gala de los Oscar. / EFE

La 92 edición de la gala de los Premios Oscar, que se celebrará el próximo domingo 9 de febrero en el Dolby Theatre de Los Ángeles, carecerá de nuevo de maestro de ceremonias, según anunció este miércoles Karen Burke, presidenta de ABC Entertainment, la cadena televisiva que los organiza y los transmite en EE.UU.

Durante un acto de la Asociación de Críticos de Televisión, Burke explicó que la decisión fue tomada en conjunto con la Academia de Ciencias y Artes del Cine y señaló que la ceremonia sin un conductor principal "funcionó el año pasado", por lo que se acordó mantener ese formato. "Esperamos tener un grupo de nominaciones muy comerciales y se han aunado una serie de elementos increíbles que nos hace pensar que una vez más tendremos un show muy entretenido", precisó la directiva.

La cadena ABC y la Academia decidieron en 2019 eliminar de la gala la figura del presentador después de que el comediante Kevin Hart renunciara a la designación en medio de una controversia por comentarios homófobos que había hecho en Twitter. Por ello, la Academia de Hollywood y la cadena de televisión celebraron la 91 edición de los Óscar sin presentador, algo que no ocurría desde 1989.

Los niveles de audiencia subieron levemente en comparación con 2018, con casi 30 millones de telespectadores, pero fue el segundo menos visto de la historia de la transmisión. El equipo de producción ha revelado ahora que está bajo presión para mantener la duración de la gala justo en tres horas y media y que cuenta con menos tiempo de lo usual para preparar la ceremonia, ya que el año pasado se entregaron el 24 de febrero.

El pasado 16 de diciembre la Academia de Hollywood anunció los semifinalistas en categorías como la de mejor película internacional, en la que fueron preseleccionados diez filmes de 91 en competencia procedentes de todo el mundo, varios de ellos hispanoamericanos. Finalmente, la cinta española Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, fue la única hispanohablante seleccionada como semifinalista para competir por el Oscar a la mejor película internacional y también a la mejor banda sonora original.

Las votaciones de los miembros de la Academia concluyeron el pasado martes y los nominados se anunciarán el próximo lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios