Cofradias

El Arzobispado regularizará la cesión de templos a las cofradías

  • Quiere evitar nuevos casos como el de Los Terceros que presenta problemas de conservación importantes. Las cesiones a perpetuidad no son válidas hoy por ser donaciones encubiertas.

Buscar un traje jurídico actualizado para cada uno de los templos. El Arzobispado de Sevilla ya trabaja en la actualización y regulación de las cesiones de templos a las hermandades, realizadas la gran mayoría durante el pontificado del cardenal Bueno Monreal. Desde el Arzobispado entienden que hay que adecuar cada una de estas cesiones a la normativa vigente ya que en la mayoría de los casos están mal hechas. Esta medida afectaría fundamentalmente a las iglesias de Santiago, donde tiene su sede canónica la Hermandad de la Redención; los Terceros, sede canónica de la Sagrada Cena; Santa Marina, sede canónica de la Resurrección; y San Martín, donde está radicada la Sagrada Lanzada.

El Arzobispado lleva tiempo regularizando la situación de sus inmuebles, algo que ha hecho en varias fases. En primer lugar, se procedió a la inmatriculación en el Registro de la Propiedad. Posteriormente, se han modificado en el Catastro los edificios y templos que estaban a nombre de la Archidiócesis sin serlo, como ha sido el caso de la basílica de la Macarena o el Gran Poder, o numerosos conventos. Esta modificación es sustancial para si en un futuro la Iglesia deja de estar exenta del pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). La última fase, que es la que se va a acometer ahora, consiste en regularizar y adaptar a la normativa vigente aquellos inmuebles que no están gestionados por el Arzobispado, aún siendo de su propiedad, porque fueron cedidos en su día a algunas hermandades.

El problema ha surgido cuando estos templos han tenido que someterse a la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y ha habido que acometer algunas actuaciones. El caso más reciente es el de la iglesia de Los Terceros. El templo, que además es Bien de Interés Cultural (BIC), es propiedad de la Archidiócesis de Sevilla, pero cuenta con una cesión de uso a perpetuidad a la Hermandad de la Cena mediante decreto del cardenal Bueno Monreal firmado el 9 de junio de 1977. La cofradía de la Cena ostenta la propiedad de una capilla y la de las Cigarreras también tiene allí unas dependencias en posesión.

Actualmente, el templo tiene clausurado el presbiterio. Ya se acometieron una trabajos urgentes que exigía la ITE, pero hay que hacer otras intervenciones que tienen un coste muy elevado que la hermandad no está en condiciones de asumir. Se ha creado una comisión de seguimiento entre la corporación y el Arzobispado para trabajar en un proyecto integral que contemple todo lo necesario para que el templo esté en perfectas condiciones de uso, aunque todavía se desconoce la inversión que será necesaria. El templo registra unos movimientos desde que se construyó el aparcamiento subterráneo de Escuelas Pías.

Otro templo que se encuentra en una situación parecida a los Terceros, aunque no presenta problemas importantes de conservación, es el de Santiago. También es propiedad de la Archidiócesis de Sevilla, pero cuenta con una cesión perpetua del uso mediante un decreto de Bueno Monreal firmado el 15 de mayo de 1970. Este documento no tendría validez hoy día porque se entiende que es una donación encubierta, por lo que habría que buscar otro vehículo para regularizar la cesión a la Hermandad de la Redención.

La iglesia de Santa Marina estaría en el mismo caso. La Hermandad de la Resurrección tiene la cesión del uso de manera indefinida mediante otro decreto rubricado por el cardenal Bueno Monreal en 1981. El inmueble también es propiedad de la Archidiócesis de Sevilla, como también los es la iglesia de San Martín, que cuenta con una cesión de uso en favor de la Hermandad de la Sagrada Lanzada firmada el 1 de julio de 1966.

La intención del Arzobispado es la de redefinir todas estas cesiones con un "traje jurídico" actual. No todos los templos ni todas las hermandades son iguales, por lo que se buscará la mejor fórmula para cada caso. Ejemplos podría ser un usufructo prorrogable, un comodato o préstamo de uso, que es "un contrato por el cual una parte entrega a la otra gratuitamente una especie, mueble o bien raíz, para que haga uso de ella, con cargo de restituir la misma especie después de terminado el uso"; incluso mediante usucapión: "Adquisición de un derecho mediante su ejercicio en las condiciones y durante el tiempo previstos en la ley".

En el documento o contrato resultante quedarían establecidos los derechos y obligaciones por ambas partes. Desde el Arzobispado insisten en que no se puede llegar a la situación de la iglesia de los Terceros. En ningún caso, aseguraron fuentes arzobispales a este periódico, se cobraría una renta a las hermandades, pero sí serían responsables del mantenimiento del edificio, de contratar los necesarios seguros, etcétera. La obligación sería "mantener y conservar".

La Hermandad de la Amargura también tiene la cesión de uso de la iglesia de San Juan de la Palma. En este caso, fue mediante un documento firmado por el párroco de San Pedro, de quien depende este templo, el 12 de mayo de 1999. La Amargura tiene la cesión mientras tenga establecida allí su sede canónica. El Arzobispado entiende que no es un caso comparable a los anteriores, aunque mantenga la propiedad del inmueble. La Amargura ha acometido durante los últimos años importantes tareas de restauración y conservación en el templo que han abarcado diversas zonas. También ha modernizado, por ejemplo, las luminarias.

El Arzobispado también tiene inmuebles cedidos al Consejo de Cofradías. La sede de la institución, en el número 26 de la calle San Gregorio, es propiedad de la Archidiócesis, así como la capilla de Santa María de Jesús, que constituye el único vestigio de la primitiva Universidad de Sevilla, fundada por Maese Rodrigo de Santaella en 1506. El Consejo de Cofradías ha restaurado en los últimos años esta bella capilla situada en la Puerta de Jerez y está abierta tanto al culto como a las visitas culturales. El Consejo tiene el derecho de habitación de la sede de San Gregorio y la cesión de uso de la capilla desde el 25 de marzo de 1976 por un plazo de 50 años.

Por otra parte, el Arzobispo puso en marcha el pasado ejercicio un programa de conservación preventiva de bienes inmuebles dedicado a las parroquias de la Archidiócesis. En ese documento se especificaba los párrocos las tareas cotidianas que había que realizar para mantener los templos en un estado correcto de conservación.

Ahora se va a poner en marcha el programa de conservación preventiva de bienes muebles. Se va a inventariar toda la vicaria I de Sevilla, en primer lugar. La intención es que las parroquias cuenten con un inventario actualizado en el que se recojan todas las piezas de su patrimonio, con fotografías, ya que muchas veces no saben ni qué bienes tienen, para evitar posibles extravíos o sustracciones. También se darán las oportunas nociones, por ejemplo, sobre dónde hay que colocar los cuadros, o cómo hay que doblar los manteles de las mesas de altar para que no se estropeen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios