Cofradias

El Ayuntamiento subvenciona con 100.000 euros las obras de la casa de Madre de Dios del Rosario

  • Con este convenio Urbanismo continúa con las ayudas a las cofradías para preservar su patrimonio.

El Ayuntamiento, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, ha concedido una subvención de 100.000 Euros a la hermandad de Madre de Dios del Rosario, patrona de capataces y costaleros, para la rehabilitación de su casa hermandad de la calle Pureza, edificio del arquitecto Anibal González de 1916. La Gerencia, tras los convenios firmados con la Macarena y la Esperanza de Triana, continúa de esta manera con las subvenciones a las hermandades para preservar y mejorar su patrimonio.

Durante la firma del convenio, que tuvo lugar ayer en el Centro Cívico las Columnas de Triana, el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, defendió este tipo de ayudas “que contribuyen a preservar el patrimonio de Sevilla y las esencias que las caracterizan”, y aseguró que desde el área que dirige se van a seguir aportando estas subveniones “para la conservación de nuestro patrimonio más tradicional”.

Gómez de Celis, afirmó encontrarse como en casa entre capataces y costaleros, “porque sois la gente más sencilla, humilde y pura de las hermandades”, y recordó su infancia y su pasado como costalero. El delegado confesó que se sentía emocinado recordando cuando de niño ayudaba al capataz Manolo Santiago a mandar los pasos, el de su cofradía de la Exaltación, el Resucitado por San Luis, o la larga chicotá del palio de la Paz por el parque: “Primero Manolo me decía al oído lo que tenía que decir y luego yo lo ponía en práctica. Son recuerdos imborrables que me llevaré cuando muera”. Por todo ello, Celis remarcó que el Ayuntamiento aporta esta ayuda “por quienes sois, por lo que representais y por el edificio en sí mismo, que merece la pena rehabilitarlo”.

Por su parte, el hermano mayor, Francisco Narbona, se mostró muy satisfecho con este acuerdo y, parafraseando al Rey San Fernando señaló que “podemos decir que Sevilla no nos ha dejado”.

El arquitecto encargado de la obra, Rafael Aguilar, explicó que el edificio en cuestión responde a la tipología clásica de casa sevillana con patio, “aunque tiene un desarrollo atípico, pero muy inteligente, por la pequeña planta que tiene”. Los trabajos, con un plazo de ejecución de 14 meses, consistirán, básicamente, en la recuperación del acabado original de la fachada, la restauración del patio como elemento principal de la casa, quedando todas las plantas y dependencias abiertas al mismo. También se cubrirá con una nueva montera y se recuperará y consolidará la primera crujía, así como toda la azulejería. Del mismo modo, se adaptará la casa hermandad a las necesidades actuales de la corporación, dotándola de mayor funcionalidad y dando cumplimento a las ordenanzas de accesibilidad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios