Jesús Despojado

'Vintage' con gaitas en la plaza de Molviedro

  • Llamó la atención las rosas lilas del misterio y los jacintos y tulipanes del palio

Una sirena precedió la salida del cortejo de Jesús Despojado de la Plaza de Molviedro en la revuelta con Fray Bartolomé de las Casas. A la hora en que el misterio sorteaba la puerta de la capilla -y las potencias del Señor rozaban el dintel en la estrechez de la salida-, un grupo de operarios de la grúa municipal se afanaba en retirar un BMW inglés con volante a la derecha aparcado unos 300 metros más adelante, y que bloqueaba el discurrir de la cofradía en plena calle. Los primeros aplausos pasadas las 15:00 fueron, pues, para la grúa municipal. Y el segundo, para los veteranos reunidos 30 años después en la agrupación musical de Jesús Despojado, que evocaron tiempos pasados recibiendo al Señor de la saya blanca con sonidos de xilófonos, flautas y gaitas.

Emoción en el reencuentro -la media de edad de los componentes superaba los 45 años- y nervios ante las partituras. Lo comentaba Juan con sus compañeros, algunos de los cuales llevaba más de 20 años sin hacer sonar la trompeta. Los ensayos para esta efemérides arrancaron en noviembre, y el esfuerzo mereció la pena. Las lágrimas de la familia de Isidro Martínez de la Viña, el hermano a quien Quirós, capataz del misterio, dedicó la primera levantá, puso el acento sobre los que no están y los que atraviesan dificultades y penalidades.

Uno de ellos iba con costal bajo la trabajadera de la Virgen de los Dolores y Misericordia. Y un lazo blanco en la primera línea de la candelería recordaba que su hija, de 2 años, había sido llamada recientemente para subir al cielo. Un ángel nuevo en la Plaza de Molviedro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios