Cofradias

Desde la calle Pozo, la Sierpes chica

  • Marido y mujer, él escribe y ella dibuja, los dos son hermanos de la Reina de Todos los Santos. Gabardón de la Banda cierra el triángulo de un trabajo que va de Trajano a Joselito.

LA calle Pozo es una Sierpes chica que serpentea entre San Luis y Relator. Una calle recogida, misteriosa, coqueta, donde se encuentra el colegio Sagrada Familia de las Carmelitas, con un censo de 272 alumnos. En el claustro de profesores figura una enseñante de porte renacentista. Teresa Guzmán (Sevilla, 1975) da clases de Plástica, Música, Religión, Educación para la Ciudadanía y Ética. La combinación de todas esas materias es un cuadrivium de la Semana Santa.

Teresa Guzmán viajó desde la calle Pozo a Sierpes. En una mesa del salón de actos del Círculo Mercantil por cuya puerta en un par de semanas pasarán todas las cofradías estaban tres hombres que cincelan la biografía de esta profesora. José Fernando Gabardón de la Banda (Sevilla, 1967) fue su profesor de Ciencias Sociales en la Universidad de San Pablo CEU. Un magisterio que nació de "un encuentro desafortunado". José Antonio Ortega es el director del colegio en el que trabaja. Pablo Borrallo (Cortegana, 1981), licenciado en Historia del Arte, el pregonero más joven en la historia de su pueblo, es desde 2014 el marido de Teresa Guzmán y compañero de aventuras literarias y editoriales.

El profesor, el director y el esposo. Los tres aparecen en el nuevo trabajo de Teresa Jiménez, que ha hecho las ilustraciones del libro Mis Sevillanos Ilustres. Personajes históricos de Sevilla explicados a los niños (Alfar). Ortega, el director del colegio, es el autor del prólogo y se encargó de presentarlo con el preludio de Paco Cárcamo, bibliotecario del Mercantil. Borrallo y Gabardón, el esposo y el profesor de Sociales, se encargan de escribir las sucintas biografías de veintidós personajes sevillanos de cuna o de adopción. Una nómina que empieza con Trajano y Adriano y acaba en Joselito y Belmonte. Cuatro emperadores de la Augusta Sevilla.

El licenciado en Historia del Arte, que prepara su tesis doctoral sobre Iconografía, se casó con la dibujante que terminó Bellas Artes y Magisterio. Historia del Arte. Una argamasa en la que se mueve como pez en el agua José Fernando Gabardón de la Banda, dos veces doctor en Derecho y en Historia del Arte, disciplinas que hermana en sus trabajos sobre el trasfondo jurídico y legal del patrimonio histórico-artístico.

Los tres autores ya figuran en otro libro también editado por Alfar e igualmente presentado en el Mercantil, el Atlas de la Semana Santa de Sevilla. Teresa trabaja en la calle Pozo y Borrallo se conoce de memoria la calle Sierpes. Durante cinco años trabajó como gerente en la vecina librería San Pablo. Fue el pregonero más joven de su Cortegana, el pueblo serrano al que viajaron Antonio Torrijos y Emilio Carrillo para devolverle a los habitantes la llave de su castillo. Pese a su juventud, es fundador y hermano mayor de la hermandad del Santo Entierro de Cortegana. Su esposa ya ilustró los libros iniciáticos Mi primera romería del Rocío, Mi primera Semana Santa y un Coloreable para niños.

Mis Sevillanos Ilustres es el último libro que Teresa Guzmán ilustró de soltera, el último que vio en vida su padre. "Los terminé en su casa, él venía de Sanlúcar de Barrameda y yo estaba a punto de viajar a Cortegana con Pablo". La profesora de Dibujo y tantas cosas en las Carmelitas de la calle Pozo ilustró también los libros El Vía Crucis según Sevilla y La mirada de María y la Semana Santa de Sevilla.

El matrimonio del historiador y la dibujante comparte también la condición de hermanos de la Reina de Todos los Santos con sede en la iglesia de Ómnium Sanctórum. "Me gustaría ser hermano del Gran Poder, porque vivimos en la calle Cardenal Spínola", dice Borrallo, vecino de los también escritores el entrenador Pepe Mel y el peluquero Juan Carlos Pérez López.

Teresa Guzmán enseña a los niños y su marido piensa en ellos como lectores. Está preparando sendas historias infantiles del Gran Poder y del Sevilla Fútbol Club. Igual le ha traicionado el subconsciente balompédico a la hora de elegir a 22 personajes de la muy Ilustre ciudad de Sevilla. Con un guiño a posteriori al bueno de Fernando Carrasco con la presencia en esta selección de gigantes de Juan de Mesa, Martínez Montañés y Miguel Mañara.

Ahora están en estatuas, en el callejero, dan nombre a cátedras universitarias, los buscan turistas y viajeros llegados de los más lejanos confines, pero, como recuerda Gabardón de la Banda, "muchos de ellos murieron en la pobreza, incomprendidos, sin que se valorase su obra. Hoy ya forman parte del genoma cultural y social de la ciudad. Si no hubieran existido Miguel Mañara, Juan de Mesa o Fernando III, Bécquer o Cernuda, ¿qué sería de Sevilla?", se pregunta este estudioso del Derecho Romano y de los palios de Sevilla que con Páginas del Sur ha editado sesudos trabajos sobre los Cristos de Humildad y Paciencia y el de las Cinco Llagas, los dos últimos titulares que han salido en Vía Crucis.

Este historiador se considera un "hombre del pasado" al que le gustan las películas de Lars von Trier o se asoma a la última novela de Houellebecq. "Cuando le explico a los futuros maestros para qué sirve la Historia, piensan que sólo sirve para estudiar el pasado. La Historia sólo es útil si estudia el pasado para poder entender el presente. En caso contrario, nunca la entenderemos, da igua que sea la de Egipto, la de Roma o la del siglo XXI".

El padre de Teresa, el destinatario sentimental de este podio de lumbreras, tenía la costumbre de aplaudir al cura en misa al final de la homilía. La profesora de la Sagrada Familia, con ecos de Gaudí, aplaude a los lectores que siguen su trabajo. Que le piden una rúbrica, un autógrafo.

La Semana Santa concierne a todos los personajes que aparecen en este libro. A unos de forma explícita, como Juan Manuel Rodríguez Ojeda; a otros, de una forma más indirecta, como Bartolomé de las Casas, el sevillano que fue obispo de Chiapas. Personajes que se cruzan, como Velázquez visitando el taller de Martínez Montañés de la mañno de su futuro suegro Francisco Pacheco. El equipo del Atlas de la Semana Santa de Sevilla y los Personajes Ilustres ya trabaja en un próximo proyecto, una historia ilustrada del simbolismo en la Semana Santa de Sevilla. El número 16 en la producción libresca del librero Pablo Borrallo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios