Cofradias

Y madrugó la Madrugada

  • El comienzo de 2011 hizo coincidir el besapié del Señor de Pasión con el quinario del Gran Poder, ritos iniciáticos para cofrades en las plazas del Salvador y San Lorenzo

De Martínez Montañés a Juan de Mesa pasando por Valdés Leal. Un recorrido a escala cronológica del Jueves Santo al alba del Viernes Santo en las primeras horas del año estrenado. Del Salvador a San Lorenzo por Cuna y Orfila. No hay veladores en ninguna de estas dos plazas. La ciudad parece dormida, desperezándose de los estragos del tránsito anual.

Como todos los primeros sábado y domingo de enero, el Señor de Pasión está de besapié en la antesala de la novena. Como cada 1 de enero y hasta la solemne Epifanía, empezó el solemne Quinario del Gran Poder. El calendario ha querido que coincidan ambas manifestaciones.

A Pasión se le venera en la intimidad de la capilla, acceso por la puerta lateral de la calle Córdoba. Hermandad que se incorporó a las basílicas de San Juan de Letrán y de Santa María la Mayor, ambas en Roma, y de las que recibe a perpetuidad las correspondientes indulgencias.

También hay indulgencia plenaria con sello de Roma, concedida el 12 de diciembre de 1869 por el Papa Pío IX, a quienes participen en el Jubileo Circular de las Cuarenta Horas del Gran Poder. Considéranse beneficiarios de la indulgencia quienes visiten el altar desde las vísperas hasta la puesta de sol del día de Reyes.

Los menos avisados llegaron con media hora de retraso a la misa de siete y media, que se adelantó a las siete por imperativos del quinario. Éste lo predica el párroco de San Lorenzo Francisco de los Reyes Rodríguez López. Nazareno (nacido en Dos Hermanas) entre cofrades, horas antes vivió una Nochevieja tranquila en compañía de su madre en su domicilio de la calle Teodosio.

No se cabe en los bancos de la basílica y la gente coge las sillas plegables. Liturgia de cine de verano para este rito de invierno. La basílica llena de gente rezando el rosario. Esa Sevilla también existe. "¿Quién es Dios?", le pregunta una joven a su pareja ante el relieve del exterior de la Basílica. Después, ya dentro del templo, le hará fotos a su Hijo encarnado. "Nadie ha visto nunca a Dios", dice la última lectura del Evangelio de 2010.

De Pasión al Gran Poder. Temprano madrugó la Madrugada en el primer año posterior al centenario de Miguel Hernández. Hoy tiene lugar la primera procesión del año. Costaleros vocacionales sacan al Niño Jesús del Valle en la Iglesia de la Anunciación. En la capilla de Pasión, el goteo es incesante. Un acólito escolta al Señor. Un hermano entrega estampas a quienes participan en el besapié.

En el Gran Poder funcionan los dos confesionarios. Dos ex presidentes del Consejo en el rosario: Antonio Ríos y Manuel Román. Saludos y felicitaciones en la plaza. Almansa, el vengador justiciero del agresor del Señor aquella noche del 20 de junio, vísperas del España-Honduras, hace las veces de sereno oficioso.

Plazas siempre llenas, ayer recónditas. Salvador y San Lorenzo. Presididas por las estatuas de Martínez Montañés y de Juan de Mesa, autores de las obras maestras con las que Sevilla abre el año cofradiero. Contarán con la presencia de monseñor Asenjo Pelegrina en las misas que serán el colofón de la novena y el quinario.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios