San Roque

Con el suave aroma del primer café

  • Original exorno del paso de la Virgen de Gracia y Esperanza con frecsias y azahar

Era plena tarde en la Puerta Osario cuando los cuerpos empezaban a notar el cansancio de la jornada. Ni la Delegación de Movilidad ni la de Infraestructuras para la Sostenibilidad (título similar al de muchas hermandades) pudieron imaginarse nunca el múltiple uso que le darían los sevillanos a las vallas que separan el carril bici del resto de la calzada. Sobre el reluciente acero descansaban piernas y pies a la espera de ver salir la cofradía de San Roque. A esa hora en la que el aire empieza a impregnarse del olor a café de los bares más cercanos surgían las tertulias donde se hablaba poco de lo divino y mucho de lo humano.

Seis costaleros, a la espera de su relevo, discernían sobre la manera de llevar los pasos y el compás de la música. Cuestiones todas ellas de vital importancia en estos días, donde el fútbol y otras pasiones sevillanas quedan en un segundo plano. Salía a la calle el Señor de las Penas (muy acertado su atavío, por cierto, con la túnica bordada) cuando surgían los primeros comentarios. A Fernando no le gustaba la primera revirá ni el "son" de la Centuria. Alberto mantenía otra opinión: "Esta banda es para escucharla en calles estrechas". Se acerca el paso a la capilla de los Negritos cuando un nuevo integrante de esta efímera tertulia sale a la palestra: "A la vuelta el saludo hay que hacerlo como San Gonzalo ante el Baratillo".

El público entra en calor y se escuchan las primeras palmas. "Los aplausos están hoy muy fáciles", añade Fernando, a quien la crítica le acompaña como el costal que lleva bajo el brazo. Media hora después estos costaleros han hablado ya de todo lo referente a este mundo tan especial que se esconde bajo los faldones. Sale ahora por la puerta el palio de la Virgen de Gracia y Esperanza. Ascua de luz en sus bambalinas. Exquisito exorno de azahar y frecsias. El relevo se marcha. Antes de irse envían un saludo por videoconferencia a un compañero que este año no sale. Lástima que el móvil no pueda transmitir lo que se siente este domingo en la Puerta Osario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios