Transporte Qué líneas de autobuses serán gratis en Andalucía desde el 1 de enero

Cómics

Acoso y discriminación

  • Astiberri se interesa desde hace años por la publicación de cómics bajo la firma de mujeres, como es el caso de la historia de 'Todas nostras'

Una imagen de 'Todas nosotras'.

Una imagen de 'Todas nosotras'.

La editorial Astiberri lleva ya años interesados en el cómic realizado (total o parcialmente) por mujeres, que está viviendo una auténtica y necesaria eclosión en los últimos tiempos. Obviamente, los hay de todos los calibres, estilos y temáticas, y aquí les traigo unos cuantos ejemplos para representar esta variedad.

En primer lugar, quiero destacar Todas nosotras, un interesantísimo tebeo firmado por las bilbaínas Elizabeth Casillas e Higinia Garay que forma parte de un proyecto más amplio iniciado por la ONG Mundubat. Como explica la propia editorial: "Desde el año 1988 [Mundubat] está presente en El Salvador con diferentes propuestas de desarrollo local, participación ciudadana y defensa de los derechos de las mujeres. En 2019, Higinia Garay y la videocreadora Itxaso Díaz viajaron a El Salvador con el apoyo de Mudubat. De ese viaje nació, por una parte, el cómic Todas nosotras, de Elizabeth Casillas e Higinia Garay, coeditado por Astiberri y Mudubat, y por otra parte el documental La historia de todas nosotras, de Itxaso Díaz, en colaboración con Garay y Casillas. La tercera parte del proyecto es una pieza de danza que se inspira en los testimonios de las mujeres salvadoreñas, ideada por la compañía de danza y teatro Node".Casillas es periodista y fundadora de la revista Cactus, donde trabaja como editora y redactora en áreas como literatura, arte, cómics y feminismos. Por su parte, Garay es ilustradora y diseñadora gráfica, a cargo de su propio estudio desde 2013, y se ha especializado en temas relacionados con la cultura, la desigualdad de género y la vulneración de los derechos humanos. Juntas nos acercan a la terrible experiencia de cuatro mujeres salvadoreñas acosadas, incriminadas y encarceladas por haber interrumpido sus embarazos, y es que El Salvador posee una de las leyes antiaborto más duras del mundo, con penas de hasta cuarenta años de cárcel. Garay hace uso de su experiencia como ilustradora y nos propone una historieta en la que priman el color y las composiciones de página imaginativas, y Casillas logra sintetizar una situación realmente compleja y aporta la textura emocional con su escritura.

En segundo lugar, Una laowai en Shanghái es el regreso de Elisa Riera, después de su debut con la novela gráfica El futuro es brillante, publicada el año pasado por Astiberri. Siguiendo con su propuesta autobiográfica, Riera nos muestra la relación entre Elisa y Esme, esto es, una consultora de moda barcelonesa y su intérprete china, nada menos que en Shanghái. La laowai o extranjera es la citada Elisa, y el librito, colorido y apaisado, es un divertido anecdotario del choque cultural en este mundo globalizado.

Finalmente, ¡Viva la revolución! es el segundo álbum de la serie Dolores y Lolo, del guionista Ivan Batty y la dibujante Mamen Moreu. Publicadas semanalmente en El Jueves, las aventuras de esta viuda tradicional y su nieta bisexual, poliamorosa y vegana, están llenas de momentos cómicos y personajes singulares, cada uno de su padre y de su madre. Como la vida misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios