cómics

Superman contra Ulises

El Hombre de Acero. El Hombre de Acero.

El Hombre de Acero.

Entre sus últimas novedades, ECC nos ofrece dos títulos notables del pasado más reciente de Superman, ideales para los que quieran conocer la evolución del personaje en el siglo XXI.

El primero de ellos, siguiendo el orden cronológico de la edición original, es Con los pies en la tierra, volumen de la colección Grandes autores de Superman que recopila el arco argumental ideado por J. M. Straczynski, más conocido por su trabajo televisivo en Babylon 5 o por haber firmado el guion de El intercambio, la película de Clint Eastwood. Straczynski es un amante confeso del personaje de Superman, al que ha retratado en diversas ocasiones, como en la serie de novelas gráficas Superman: Tierra Uno. Publicado en los números 700 a 711, 713 y 714 de Superman (2010-2011), Con los pies en la tierra nos presenta a un héroe preocupado por haberse desentendido de los problemas de la gente normal durante la larga saga Nuevo Krypton. Tal como indica el título, Superman pone los pies en la tierra y camina por Estados Unidos para conectar con sus conciudadanos y reflexionar sobre su lugar en el mundo. El dibujante Eddy Barrows firmó la mayoría de episodios, y el también guionista Chris Roberson ayudó a rematar el asunto cuando Straczynski se vio desbordado precisamente por la escritura de Superman: Tierra Uno.

Por otra parte, Superman: Los hombres del mañana presenta la reunión de dos nombres propios del género: Geoff Johns y John Romita Jr., artista este último identificado con Marvel durante décadas y que debuta en DC nada menos que dibujando al Hombre de Acero. Van los números 32 a 39 de Superman (2014-15), pertenecientes a la continuidad de los Nuevos 52, con algunos bocetos y un montón de portadas alternativas. Como no podía ser de otro modo, Johns y Romita Jr. ofrecen un espectáculo vibrante y fastuoso en el que Superman se enfrenta a Ulises, un niño humano que fue enviado a otra dimensión por sus padres, convencidos de que la destrucción del mundo era inminente, y regresa ya adulto y todopoderoso. Para no perdérselo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios