cómics

La espía que me traicionó

  • Panini Cómics publica la nueva serie de La Viuda Negra, uno de los nombres más carismáticos de Marvel.

Una viñeta del volumen. Una viñeta del volumen.

Una viñeta del volumen.

America Chavez, Riri Williams, Jessica Drew, Lunella Lafayette, Jennifer Walters, Cindy Moon, Spider-Gwen, Kamala Khan, Elektra Natchios, Jessica Jones, Patsy Walker, Gwenpool, Squirrel Girl, Gamora… Nombres de mujer, heroínas de ese "nuevo" Universo Marvel. Los gerifaltes de la Casa de las Ideas se han dado cuenta de la tremenda deuda que tenían con el público femenino, al que realmente nunca han estado dirigidos sus cómics, y con rapidez y decisión se han puesto manos a la obra para dar vida a multitud de colecciones protagonizadas por estas féminas, y muchas más que vendrán en los próximos meses, ya que parece que la jugada editorial les ha salido perfecta, creando un perfecto producto para todos los públicos y edades.

Y una de estas nuevas incorporaciones es la de la colección dedicada a la espía por antonomasia del Universo Marvel, la Viuda Negra. El tremendo éxito obtenido con el personaje interpretado por la voluptuosa Scarlett Johansson en las películas que recrean las aventuras de estos superhéroes, ha hecho (es el signo de los tiempos) que se cree una nueva cabecera dedicada a las peripecias de Natasha Romanoff. Y qué mejor pareja artística que la formada por un guionista y un dibujante que devolvieron la luz y la sonrisa a un personaje al que siempre, por necesidades del guion, hemos visto sumergido en las sombras: Daredevil.

Mark Waid y Chris Samnee se lo jugaron todo a una sola carta, y ganaron, creando una etapa inolvidable en las aventuras de El Hombre Sin Miedo (y de paso se llevaron algún que otro premio…). Pues bien, cambiando el tono de la nueva propuesta, nos presentan ahora a una Viuda Negra que, en su primer número, prácticamente no dice ni mu. Os aseguro que el comienzo de la historia es una auténtica lección de cómo se debe planificar un cómic. Chris Samnee (que también coguioniza en esta ocasión) adopta un tono menos caricaturesco y nos regala la huida de la Viuda del helitransporte de S.H.I.E.L.D., un cómic este que ya de por sí merece las mejores críticas. Os aseguro que en este tomo de tapa dura encuadrado en la Colección 100% se atesoran las mejores páginas dibujadas que he visto en los últimos tiempos.

Mark Waid es perro viejo en esto de los tebeos, llevamos disfrutando ya muchos años con sus historias. Por sus "manos" han pasado Flash, la JLA, la Legion de Superhéroes, además de regalarnos maravillas como Kingdom Come y, ya hablando de Marvel, su recordadas etapas en la colecciones del Capitán América, Los Cuatro Fantásticos o Spiderman… Es por ello que una vez vuelve a dar en el clavo y nos presenta a una Natasha que huye, escapa de la base de la organización liderada por Nick Furia, creando el caos y la confusión. ¿Y todo esto por qué?

Sin querer adelantar demasiado de la trama, os adelanto que esta implica a un veterano agente de S.H.I.E.L.D. , Elder, que acaba de perder a una joven agente a su cargo y canaliza todo su odio y amargura hacia una Viuda Negra a la que acusa de tener la culpa del fallecimiento de la muchacha. Lo que él, ni la Maria Hill (la actual directora de la organización) saben es que están a punto de ser masacrados por un letal comando de asesinos. Tan sólo la tremenda habilidad de Natasha hará que el resultado de la refriega sea a su favor y, de paso, conocerá a una peligrosa facción terrorista llamada El león herido, que parece saber mucho sobre ella…

Y es que en esta nueva colección vamos a conocer, por fin, esos años oscuros de la espía, su origen como nunca nadie lo había narrado. Nacida para los cómics en 1961 en el número 52 de la revista Tales of Suspense, sus "padres" en esto de las viñetas fueron el omnipresente Stan Lee, de cuya imaginación nacieron la mayoría de los personajes que hoy en día son los cimientos del Universo Marvel, y el dibujante Don Heck. Al principio, Natasha, o mejor dicho Natalia Alianovna Romanova (que es su verdadero nombre) fue la típica y tópica copia de una Mata Hari vestida con mallas. A lo largo de los años consiguió redimirse de sus primeros crímenes que la enfrentaron nada más y nada menos que a Tony Stark, logrando formar parte de Los Vengadores y, de paso, manteniendo relaciones íntimas con Ojo de Halcón, Iron Man, Daredevil y el Soldado de Invierno (se ve que las rusas tienen la sangre muy, muy caliente…).

Pero, ¿quién entrenó a Natasha? ¿Cómo se convirtió en una letal asesina? En este absorbente primer arco argumental muchas piezas de su oscuro pasado van a salir a la luz: Anya, Iosef, la Sala Roja… Nombres estos que, por sí no nos dicen nada ahora, pero que una vez que os sumerjáis en las páginas de este cómic os ofrecerán una completa visión de uno de los personajes más letales de Marvel, ¡la Viuda Negra!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios