Cómics

Todo lo que nunca supiste sobre los mutantes y no te atreviste a preguntar

  • patrulla x

Ilustración de portada. Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

Vamos a internarnos en la trastienda de la vida de la Patrulla-X para conocer una serie de relatos que permanecieron, hasta ahora, ocultos.

Pese a que Stan Lee y Jack Kirby fueron sus creadores, creo que nadie puede negar que el verdadero 'padre' (una vez que recogió el relevo pasado por Len Wein, eso sí) de todo el universo mutante no es otro que el guionista Chris Claremont.

El guionista británico aportó algo que hasta entonces rara vez se vio en las páginas de un comic-book. Un sentido del 'culebrón', o soap opera, único. Además de enfrentarse con las numerosas amenazas de turno, los protagonistas se enamoraban entre sí, ocultaban secretos, traumas, sufrían cuando un romance se rompía… En fin, Claremont dio otra dimensión a estos apasionantes relatos, que han quedado en la memoria de los lectores como auténticos clásicos modernos.

Los años ochenta fueron la Era de los Mutantes. Los títulos encabezados por ellos se vendían como churros, llevando a La Casa de la Ideas a una época de esplendor. Obviamente, tras todas las páginas de los cómics se esconde una gran industria, una maquinaria que nunca para y que, lógicamente, se nutre de los éxitos editados.

Es por ello que, en plena efervescencia mutante, los editores crearan una nueva cabecera, Classic X-Men, en la que, con la idea de rellenar huecos en la ya larga historia mutante, se le pidiera a Claremont que diera vida a relatos hasta entonces no narrados, rellenando y recreando momentos que revelaban la humanidad de sus protagonistas que, aunque fueran seres superpoderosos, también tenían un corazoncito.

Y claro, para plasmar estas historias lo lógico sería contar con un dibujante que no fuera muy 'superheroico', así que le hicieron la propuesta a un viejo conocido del guionista, otro británico, magnífico ilustrador, con el que Claremont había trabajado creando, tiempo atrás, a Marada, The She- Wolf

Nos encontramos en esta colección con una serie de historias de formato breve, protagonizadas por Charles, Scott, Jean, Kurt, Ororo, Peter, Logan, Erik… Igual no los reconocéis por sus nombres de pila, pero son todos y cada uno de los miembros de La Patrulla-X, incluso alguno de sus más acérrimos enemigos, como en el caso de Magneto, del que el dúo de creadores nos regala un par de historias para enmarcar, que lo definen como lo que realmente es. Un hombre, poderoso, pero finalmente humano, con un doloroso pasado a sus espaldas, que nos llevará hasta los campos de concentración nazis.

En los diecinueve números recopilados en esta primer volumen vais a encontrar historias de amistades que nacen, como la de Jean y Ororo, que van a compartir el oscuro trauma que la segunda padece desde la infancia, o como la primera experimentó el doloroso, y traumático, cambio que la convirtió en la letal Fénix.

Y así, a lo largo de todos estos momentos, fragmentos de sus historias personales, vamos a conocer y, si cabe, amar aún más a estos personajes que, pese a poder volar, transformarse en hielo o tener un esqueleto forrado de adamantium también sufren los problemas cotidianos de los seres humanos.

El tomo se completa con exhaustivas comparativas entre las páginas clásicas de la colección y los pequeños 'arreglos' que se realizaron para dar coherencia a los relatos, nuevas portadas ilustradas por el gran Arthur Adams, así como galerías de páginas, cubiertas inéditas y, cómo no, los instructivos y esclarecedores textos firmados por Raimon Fonseca y algunos de los grandes nombres de la editorial Marvel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios