Personajes con sabor

Sergio de la Puente. La música desde el alma: Hugo y la felicidad

  • En compositor que transpira notas musicales por todos sus poros acude a nuestra cita en el restaurante Matiz

En el restaurante Matiz, del hotel Molina Lario, junto a Mirian Ortiz, directora del hotel. En el restaurante Matiz, del hotel  Molina Lario, junto a Mirian Ortiz,  directora del hotel.

En el restaurante Matiz, del hotel Molina Lario, junto a Mirian Ortiz, directora del hotel. / Reportaje gráfico: Paco Menjivar

Quédense con este nombre: Sergio de la Puente, pianista y compositor, y con el de este disco, su tercer trabajo: Cabot Cove. Quedará para la historia. Seguro. ¿Saben de esa música que cuando has oído las primeras notas obligatoriamente te detienes, hasta los propios pensamientos, para que te cale, como la lluvia persistente? Pues éste es el caso. Y su compositor es de esas personas que tienen el alma reflejada en el rostro, que merecen la pena ser conocidos. Ahora les cuento.

El RESTAURANTE

El interior del restaurante. El interior del restaurante.

El interior del restaurante.

Quedamos citados para la ocasión en un restaurante que acaba de ser renovado de arriba abajo, desde el mobiliario a la decoración, desde su distribución hasta la propia carta. Todo ello para deleite de propios y extraños. El restaurante Matiz, ubicado en el hotel Molina Larios -del grupo Gallery Hoteles- de nuestra ciudad. Nos recibió Mirian Ortiz, la directora del hotel, con la ilusión de mostrarnos todos los cambios que se han producido en el establecimiento. Les aseguro que merece la pena que vayan a comprobarlo personalmente.

Tanto el salón como el patio interior invitan a degustar su ya famosa gastronomía de manos del chef Marcos Granado. De igual manera fuimos recibidos y después atendidos de manera cordial por el segundo maître, Sergio Luque. Por estar ausente no pudimos saludar a la jefa de sala, Cristina Socorro. La próxima ocasión, porque ya adelanto, que habrá próxima. Y no se olviden disfrutar de la original y exclusiva coctelería que han diseñado. Todo un lujo.

EL INVITADO

Apenas un par de horas llevaba Sergio en Málaga, adonde había llegado procedente de Madrid, cuando nos encontramos para esta entrevista. "La ciudad está más iluminada que nunca. Se respira cine por todos lados", fueron sus palabras nada más llegar. Él mismo viene, junto con todo el equipo de la película Sin fin -que participó en el festival- para seguir el desarrollo del mismo.

Realmente venía con la ilusión de ganar algún premio, si no a la música, de la que él es el creador, al menos a la película. Aunque su relación con Málaga y después con el festival de cine viene de muy atrás. "Pertenecí hace muchos años, veinte al menos, a la orquesta Pablo Picasso -ahora Concerto Málaga- tocando el bajo continuo. Ahí comenzó mi relación con la ciudad, en la que tengo además familia". "Pero mi relación con el festival de Málaga es además muy especial porque en el año 2012 fui el director musical del Festival". Es Sergio un granadino tranquilo y sosegado, aunque, como tantos otros, salió de su tierra hace muchos años. "Tenía claro que si quería cumplir mi sueño de hacer cine tenía que salir de Graná, como él denomina cariñosamente a la ciudad que le vió nacer. "Tuve que dar muchas vueltas, muchos viajes en metro, gastar mucha suela de zapato, para abrirme un hueco. Cuando llegué a Madrid me parecía a Paco Martinez Soria -ríe abiertamente-. Yo había salido muy poco de Granada y de pronto me veo en la Plaza de Castilla…creí que nunca iba a terminar de darle la vuelta. Lo primero que hice fue la música para un anuncio. A partir de ahí comencé a moverme sin descanso". Me mira y guarda unos instantes de silencio. "Tuve mucha suerte de estar en el lugar adecuado y en el momento preciso". Le pedí que me hablase del cine que le gusta, del que hace, del que le gustaría hacer. " El gran maestro es sin duda John Willians, el más grande. Está considerado, en su género, como Mozart o Beethoven. Crecí oyendo las bandas sonoras de sus películas. Está considerado como el mejor de todos los tiempos, y aún hoy, con ochenta y seis años, sigue creando verdaderas obras maestras. Hay una película por encima de todas que me empujó a dedicarme a este mundo: Star War, es la música que me habría gustado componer. Ya con cinco años aprendí a teclear sus notas".

Pero Sergio de la Puente no sólo compone música de cine, también hace colaboraciones con otros artistas y músicos. "Así es. He tenido la oportunidad de tocar con Ara Malikian -extraordinario y transgresor violinista-; Dulce Pontes, Lisbeth Scott, Estrella Morente o tu paisana Diana Navarro". Además, como un músico completo que es, no se cierra a un solo tipo de música. "Me encanta el jazz, el flamenco, el funky, pero por encima de todo me encanta la música irlandesa, la música celta. El disco Cabot Cove, por ejemplo, está inspirado en esa música. Adoro Irlanda, cada vez que puedo me escapo allí". Dentro de los estilos explorados por este genial compositor, no se ha salvado el teatro. "También he compuesto música para teatro. Realmente un tropiezo con un grupo de teatro me ayudó a sobrevivir en mis primeros tiempos en Madrid. Acudí al lugar de ensayo del grupo de teatro Yllana, para sacar algún dinero descargando material de atrezzo, o de lo que fuera, y dio la casualidad que había un piano en la sala. Acompañé, de manera improvisada, algunos de los sketch que ensayaban y me contrataron como músico. Fue toda una experiencia".

LA COMIDA

Deseando estábamos con empezar a probar al menos parte de la nueva carta que ha preparado el restaurante Matiz, nombre que le viene que ni pintado dados los resultados gastronómicos recogidos en cada uno de los platos degustados, todos ellos cargados de matices. Aviso a los gastrónomos: no dejen de probar el menú gastronómico a base de platos malagueños. Merece la pena. Abrimos mesa con una ensalada Matiz, con centollo y huevas de salmón. Sencillamente sabrosa, para continuar con salpicón de pulpo con jugo de cilantro.

Uno de los platos. Uno de los platos.

Uno de los platos.

Estos platos los acompañamos con un cava -selección de bodegas Lara- Gramona Imperial, todo un lujo para el paladar que maridaba a la perfección con los platos que degustábamos. No es Sergio de la Puente una persona dada a hablar de premios o distinciones conseguidos en su ya dilatada carrera -casi veinte años de profesional a pesar de su juventud- pero debo mencionar que ha conseguido premios Goya, en tres ocasiones, ha sido nominado para los Oscar y tiene numerosas distinciones. "¿Sabes? Un mundo sin música sería imposible. Mi trabajo es hacerla llegar. En la actualidad tengo la suerte de poder seleccionar en lo que trabajo. El cine independiente te da mucha más libertad, eres tú mismo. El cine comercial te obliga, te conduce por su propio camino. Es mucho más encorsetado".

La aparición de Sergio Luque con una Ensalada de Salmón macerado, extraordinaria, nos hicieron retomar la comida. Pero esta no venía sola. Un Canelón de chivo de Málaga -especialidad de la casa- nos hizo los honores y nos invitó a descorchar una botella de tinto Finca Moncloa -extraordinario vino de las bodegas González-Byass, que nos acompañaría hasta el final del almuerzo. Le pregunté por Irlanda y su último trabajo. "Cabot Cove supone algo muy especial para mi. Me encontré conmigo mismo en los casi dos años que trabaje en su composición". ¿Dos años? "Así es,-. Quería hacer algo artesanal. Desde la propia partitura que escribí a mano…"

De nuevo Sergio Luque nos recuerda que nos quedan platos que degustar y pasamos manos a la obra. Una presa ibérica con puré de zanahorias y trigo sarraceno anticipaba el plato con el que cerraríamos: Lomo de vaca a la piedra con verduras y pata trufada. Totalmente recomendable. No se lo deben perder. A partir de ahí vinieron unos postres de tarta de frambuesa con helado de cítricos, original y deliciosa. Le pregunto por un sueño por cumplir y me responde: "Poder tocar en el festival de Música de Granada, en el Palacio de Carlos V. Ese es un paraíso cerrado". Dicho queda, y seguro que lo consigue. Terminando estaba de escribir esta crónica cuando se daban los resultados de los premios de 21 festival de Málaga de Cine Español. La película Sin Fin de los hermanos Esteban Alenda ha ganado el premio Asecan Opera Prima, y una mención en el premio Signis. Desde aquí felicitamos, tanto a Sergio de la Puente, como a todo el equipo de la película. Enhorabuena.

LOS VINOS

Blanco: Gramona Imperial.Excelente cava, apropiado para combinar con platos frescos y naturales. Ecológico y suave, su toque de aroma a manzana y frutos maduros le hacen especial. Muy recomendable.

Tinto: Finca Moncloa. Magnífico y equilibrado vino el conseguido en las gaditanas bodegas de González Byass. Uno de los referentes en la actualidad, especialmente recomendado para carnes de todo tipo, algo que hicimos en esta ocasión, al combinarlo con chivo, vaca e ibérico.

Patrocinado por: 

Bodegas Lara Bodegas Lara

Bodegas Lara

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios